• Circuito
    11 / 04 / 2018
    Porsche, nuevo constructor de Fórmula E

    Porsche

    Porsche, nuevo constructor de Fórmula E

    Hoy martes, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha aceptado la solicitud de Porsche como constructor de Fórmula E

    Esto significa que el equipo de la fábrica de Weissach puede continuar con el desarrollo de su propio grupo propulsor eléctrico, que será homologado en 2019. Como ya se anunció a finales de julio de 2017, Porsche tiene prevista su participación en la sexta temporada en este campeonato eléctrico internacional, que se inicia a finales de 2019.

    Durante los últimos años, la FIA y Alejandro Agag han hecho un trabajo fantástico”, comenta Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche y responsable del Programa de Fórmula E. “Gracias a esta evolución que han tenido, podremos competir en la pista contra muchos de los grandes fabricantes de automóviles del mundo”.

    Igual que con el exitoso proyecto del Prototipo 919 Hybrid, Andreas Seidl será el responsable del desarrollo técnico y de la ejecución del Programa de Fórmula E. “Las posibilidades y el rendimiento de los coches eléctricos han sido un asunto fundamental en Porsche durante mucho tiempo”, señala Seidl. “Cuanto más en profundidad se involucran nuestros ingenieros, más soluciones fascinantes encuentran. Estamos impacientes por recibir nuestro primer vehículo a principios de 2019 para poder probarlo con el tren de rodaje que estamos desarrollando. El modelo Gen2 de Fórmula E, que se desveló en Ginebra a comienzos del pasado mes de marzo, está muy bien hecho”.

    El organizador de la Fórmula E proporciona el chasis y la batería. Sin embargo, todos los componentes del sistema de propulsión están desarrollados por los propios competidores. Esto permite a Porsche encontrar soluciones personalizadas para tecnologías clave como el motor eléctrico, el inversor, el sistema de frenos por cable, la transmisión, el diferencial, los ejes, el monocasco y los componentes de la suspensión unidos al eje trasero, así como el sistema de refrigeración y la ECU. La eficiencia energética del grupo propulsor no sólo juega un papel decisivo en una competición que atrae a muchos de los más renombrados fabricantes de automóviles del mundo, sino que también es fundamental para el desarrollo de los vehículos eléctricos de carretera.

    La entrada de Porsche en la Fórmula E en 2019 coincidirá con el lanzamiento al mercado de la versión de producción en serie del prototipo Mission E. Este vehículo, el primer Porsche completamente eléctrico, será el más deportivo y tecnológicamente avanzado en su categoría. Porsche invertirá más de seis mil millones de euros en movilidad eléctrica antes de finales de 2022.