• Comunicados
    03 / 07 / 2017
    Raúl Capdevilla disfruta de su aprendizaje

    Circuito Las Andoriñas

    Raúl Capdevilla disfruta de su aprendizaje

    El circuito de Las Andoriñas en San Miguel, fue la tercera pista elegida para el programa de formación establecido con Raúl Capdevila, en su incorporación al mundo de la competición.

    Raúl volvía a sentar a su derecha a Mario Quintero para la toma de notas y reconocimientos previos, además de variar algo los tarados de suspensión y compuesto de neumáticos, dada la previsión de que el piso se fuera deteriorando progresivamente, como luego ocurrió.

    Con todo ello y los nervios previos a su salida con el Volkswagen Polo Tdi y los colores de Loro Parque, Loro Parque fundación y FoxHead, Raúl hizo una manga de entrenamiento con cautela y viendo si las notas tomadas a pie, eran fiel reflejo de la pista que se iba a encontrar en las tres oficiales puntuables, marcando aún y así, un 2´49”280 que era el noveno mejor tiempo.

    Sin arriesgar más de lo necesario, ya que sumaban las tres siguientes pasadas sin posibilidad de descartes, Raúl y Mario iban mejorando las notas y sobre todo las sensaciones con el VW Polo, rebajando paulatinamente hasta el 2´41”551 de la última pasada, que significaba el cuarto puesto de esa manga y que le aupaba finalmente hasta el quinto puesto absoluto y segundo de la B5. Un resultado que para tratarse de un joven en su tercera participación, y a años vista del día que pueda sacar el carnet de conducir, dice mucho de su progresión y capacidad innata para la conducción deportiva.

    Raúl estaba muy satisfecho: “La verdad es que cada vez aprendo cosas nuevas, cometo menos errores y me divierto más. En concreto la de hoy ha sido una experiencia muy positiva y el circuito me ha gustado muchísimo. Voy superando etapas, aprendiendo nuevas pistas y mejorando en el conocimiento del Polo. Prácticamente lo hemos bordado, gracias al prefecto trabajo de Mario, al escuchar los consejos del “jefe” en cuanto a cómo mimar la caja de cambios, que me hizo perder tiempo en las dos primeras pruebas, y a la perfecta puesta a punto del coche por parte del equipo Copi Sport-Loro Parque. No veo la hora de volverme a subir en el coche, y es que lo peor de todo esto es poder practicar solo en los simuladores…”

    Este programa es posible gracias a la colaboración de grandes empresas como  Loro Parque, Loro Parque fundación, Volkswagen Canarias, Integral del Automóvil y FoxHead.