Publicidad

  • Noticias
    11 / 07 / 2017
    Ya a la venta el Nuevo Peugeot Partner Tepee Electric

    Peugeot Partner Tepee Electric

    Ya a la venta el Nuevo Peugeot Partner Tepee Electric

    Este modelo logra conjugar los puntos fuertes del polivalente Partner Tepee, con las ventajas y el placer de conducir de los vehículos eléctricos.

    Este nuevo modelo, fabricado en Vigo, sale al encuentro de una clientela en crecimiento, que desea conciliar movilidad eléctrica con sus múltiples actividades diarias, tanto personales como profesionales. Su autonomía homologada de 170 Km cubre los usos y necesidades de la gran mayoría de los automovilistas europeos, que recorren diariamente, como media, menos de 60 Km.

    A partir del mes de julio, se abre la posibilidad de realizar pedidos del Peugeot Partner Tepee Electric, una versión que podrá beneficiarse plenamente de las ventajas del Plan Movea.

    El nuevo Peugeot Partner Tepee cuenta con toda la habilidad y el espíritu práctico de la versión equipada con motor térmico. Su espacio interior modulable permite acoger cómodamente a 5 personas, además de transportar objetos voluminosos de una manera muy sencilla.

    Dispone de 5 plazas independientes y los 3 asientos de la fila trasera son extraíbles y liberan un suelo plano, mientras que su volumen del maletero se sitúa entre los mejores de su categoría. Alcanza hasta 1.350 litros con 5 personas a bordo y puede llegar hasta los 3.000 litros, con dos personas a bordo y los asientos traseros retirados. El amplio portón y su luneta practicable, exclusiva en el segmento, permiten cargarlo fácilmente en cualquier situación.

    Esta modularidad sobresaliente se adapta a todo tipo de actividades. Llevar a los niños al colegio, compartir vehículo para ir al trabajo o transportar las bicicletas para una excursión entre amigos o la familia pueden realizarse con un vehículo polivalente 100% eléctrico.

    Conectado con su tiempo, el nuevo Peugeot Partner Tepee Electric dispone de una gran pantalla táctil en color de 7", perfectamente integrada en el centro del salpicadero y siempre al alcance de la mano y de la mirada. Disponible de serie en el segundo nivel de acabado, permite acceder a funciones como el ordenador de a bordo, la radio AM/FM, la lectura de archivos musicales de aparatos móviles, el teléfono manos libres y el navegador.

    Incorpora, además, lo mejor de la conectividad embarcada: Bluetooth®, puerto USB, toma audio y función MirrorScreen, que permite duplicar las aplicaciones móviles de cualquier smartphone compatible con Mirrorlink® o Apple CarPlay® en la gran pantalla táctil del vehículo, lo que permite un uso sencillo y totalmente seguro para su uso en el automóvil.

    El Peugeot Partner Tepee Electric suma a todas sus prestaciones prácticas y de modularidad las ventajas específicas de su cadena de tracción eléctrica. Además de poder acogerse al Plan Movea en el momento de la compra, permite circular en zonas reguladas en materia de emisiones o con restricciones temporales de circulación sin tener que renunciar a un uso práctico y una conducción placentera. Además, en algunos municipios, puede beneficiarse de ventajas como el estacionamiento gratuito o a precio reducido o la apertura de vías de circulación reservadas.

    Su modo de recarga rápida, que permite llegar a un nivel del 80% en 30 minutos, permite multiplicar los trayectos diarios. Está disponible como opción. Como rasgo único en su segmento, puede cargarse por medio de un enchufe doméstico convencional.

    El nuevo Peugeot Partner Tepee Electric destaca por su fiabilidad. Sus costes de mantenimiento son alrededor de un 30% inferiores en relación con un vehículo con motor térmico. Su batería de tracción tiene una garantía por 8 años o 100.000 kilómetros, mientras que la garantía de la cadena de tracción eléctrica dura 5 años o 50.000 kilómetros.

    Las operaciones de mantenimiento periódico, cada 2 años o 40.000 kilómetros después del primer año, no conllevan cambios de aceite, de correa de transmisión o de líquido refrigerante, mientras que la ausencia de caja de cambios y embrague elimina elementos sensibles.

    Gracias a la doble recuperación de energía en las deceleraciones en las frenadas, los frenos se utilizan y se desgastan menos.

    Por otra parte, el coste energético por kilómetro de la recarga eléctrica es, como media, unas 4 veces inferior al del combustible en un vehículo térmico.