• Noticias
    25 / 07 / 2017
    Kankkunen y el SEAT Ateca

    SEAT Ateca

    Kankkunen y el SEAT Ateca

    Juha Kankkunen puso a prueba el SEAT Ateca en un lago helado en Finlandia

    Media Europa vive inmersa en las altas temperaturas que, en algunos países, han superado los 40 grados. En el punto álgido del verano y para combatir el calor, volvemos por un momento al invierno con el campeón del mundo de rallys Juha Kankkunen, KKK, que pone a prueba el Ateca por un lago helado del norte de Finlandia, a tan solo 200 kilómetros del Círculo Polar Ártico.

    Conducir dentro de una nevera: Con seis meses de duración, el invierno en Finlandia se convierte en la estación más larga del año. Con temperaturas que pueden alcanzar los 20 grados negativos, Kankkunen ha conducido el Ateca sin traspirar una sola gota de sudor.

    Deslizándose por un sorbete gigante: El lago de Pikku-Nissi es uno de los 188.000 estanques del país. A pesar de que en verano el paisaje es totalmente diferente, en época invernal el frío hiela la superficie creando una capa de 90 centímetros y haciendo posible la conducción sobre ellos.

    KKK: 23 victorias y 75 podios: El piloto de rallies, Juha Kankkunen, también conocido como KKK, cuenta en su palmarés con cuatro campeonatos mundiales, 23 victorias y un total de 75 podios. “Los vehículos con 4Drive son perfectos para estas concidiciones. El Ateca es un buen coche compacto y ha sido muy fácil y divertido conducirlo”, asegura tras una hora al volante.

    Terreno para pruebas extremas: En el norte de Finlandia también se lleva a cabo el Winter Test, una serie de pruebas que ingenieros del Centro Técnico de SEAT realizan con prototipos para asegurar su buen funcionamiento antes de que los modelos salgan al mercado. El objetivo es garantizar que la tracción, la estabilidad o los frenos, entre otros componentes, funcionen incluso en condiciones extremas de temperatura.

    Una pista de patinaje bajo control: Los neumáticos de nieve, con clavos especiales, y el sistema de tracción total 4Drive han ayudado al piloto a no salirse del trazado de la pista. Al  margen de esta espectacular demostración de pericia, para conducir sobre hielo o nieve “se recomienda manejar los pedales y el volante de manera suave, la aceleración tiene que ser lenta y se aconseja circular con marchas largas”, comenta el piloto de SEAT Jordi Gené que también participó en las pruebas en Finlandia.