Publicidad

  • Noticias
    01 / 08 / 2017
    Opel y Vauxhall se unen al Groupe PSA

    Groupe PSA

    Opel y Vauxhall se unen al Groupe PSA

    Opel y Vauxhall seguirán funcionando como auténticas marcas alemana y británica.

    La venta de Opel Automobile GmbH con sus marca Opel y Vauxhall de General Motors al Groupe PSA ha finalizado. “Este es un día histórico”, ha dicho el presidente y consejero delegado de Opel Automobile GmbH, Michael Lohscheller. “Estamos orgullosos de unirnos al Groupe PSA e iniciar un nuevo capítulo tras 88 años perteneciendo a General Motors. Seguiremos nuestro camino de poner la tecnología alemana a disposición de todos. La combinación de nuestras fortalezas nos permitirá convertir a Opel y Vauxhall en negocios rentables y que se puedan financiar. Nos hemos marcado claramente el reto de volver a ser rentables en 2020”.

    Estamos siendo testigos del nacimiento de un auténtico campeón europeo”, ha destacado el presidente y consejero delegado del Groupe PSA, Carlos Tavares. “Ayudaremos a Opel y Vauxhall a retornar a los beneficios y tenemos la intención de ser un nuevo referente en la industria. Vamos a liberar el poder de estas marcas emblemáticas y el enorme potencial de sus talentos existentes. Opel seguirá siendo alemana, Vauxhall seguirá siendo británica. Son el complemento perfecto para nuestra actual oferta de marcas francesas Peugeot, Citroën y DS Automobiles”. La integración de Opel/Vauxhall dará al Groupe PSA una cuota de mercado en Europa de alrededor del 17 por ciento, convirtiéndose en el segundo mayor fabricante de automóviles del continente, ocupando la primera o segunda posición en muchos importantes mercados.

    Como ya se aseguró cuando se firmó el contrato en marzo, todos los derechos de codeterminación de los empleados permanecerán sin cambios.

    El equipo de gestión de Opel / Vauxhall trabajará en un plan para el futuro en los próximos 100 días. "Estamos deseando construir el plan con el apoyo de PSA y, obviamente, junto con nuestros socios del comité de empresa y los sindicatos", dijo el CEO de Opel, Lohscheller. Las sinergias dentro del Groupe PSA, por ejemplo, en compras y desarrollo, van a desempeñar un papel importante. La entidad combinada desbloqueará importantes economías de escala y sinergias en las compras, la fabricación y la I + D estimadas en 1.700 millones de euros a tasa de ejecución. El objetivo es generar un flujo de caja operativo positivo para 2020, así como un margen operativo de dos por ciento para 2020 y seis por ciento para 2026.

    Para el futuro, Michael Lohscheller está planificando una estructura de gestión mucho más ligera, incluyendo el número de reportes directos. "Estamos reduciendo la complejidad y aumentando la velocidad", dijo Lohscheller. "Estoy deseando dar forma al próximo capítulo de Opel/Vauxhall con el nuevo equipo directivo y llevar a nuestra compañía a un futuro exitoso. Los propietarios y empleados no serán los únicos que se beneficiarán de marcas de Opel y Vauxhall cada vez más fuertes. Nuestros clientes también lo harán".

    PSA y Opel / Vauxhall han estado trabajando juntos desde 2012. La cooperación hasta ahora incluye cuatro vehículos de Opel. El primer modelo, el Opel Crossland X, está disponible en los concesionarios desde finales de junio. El Opel Grandland X, un SUV en el siguiente segmento más alto, le seguirá en el otoño. El sucesor del vehículo comercial ligero Opel Combo llegará al mercado el próximo año y a partir de 2019 se lanzará la próxima generación del superventas Opel Corsa.

    Opel/Vauxhall y Groupe PSA seguirán trabajando con General Motors en el futuro. Además del desarrollo en el área de propulsión eléctrica, las plantas de Opel seguirán produciendo vehículos para las marcas de GM, Buick y Holden.

    Paralelamente, se está llevando a cabo la adquisición de las operaciones europeas de GM Financial, sujeto a la validación de las diferentes autoridades reguladoras y está programada para el segundo semestre de 2017.