• Noticias
    04 / 08 / 2017
    Toyota y Mazda firman una alianza de negocio

    Toyota y Mazda

    Toyota y Mazda firman una alianza de negocio

    El acuerdo marca el inicio de una colaboración específica, orientada a crear nuevos valores para la movilidad del futuro y a generar un crecimiento sostenible.

    Toyota Motor Corporation (Toyota) y Mazda Motor Corporation (Mazda) han firmado hoy un acuerdo mediante el que establecen una alianza de negocio. Este acuerdo viene a reforzar la dilatada asociación entre las dos empresas y es un testimonio del resultado positivo de dos años de conversaciones. Igualmente, es un hito importante para fortalecer y acelerar la colaboración entre ambas de una forma sostenible.

    Específicamente, las empresas se han comprometido a: 1) crear una empresa conjunta para la fabricación de vehículos en Estados Unidos; 2) desarrollar conjuntamente tecnologías para vehículos eléctricos; 3) desarrollo conjunto de tecnologías en materia de conectividad; 4) colaborar en tecnologías avanzadas en materia de seguridad, y 5) expansión de productos complementarios.

    Por otro lado, en paralelo al objetivo de afianzar y reforzar su colaboración a largo plazo, Toyota y Mazda se han comprometido a efectuar un intercambio de acciones que preserva la independencia y autonomía de ambas empresas. De acuerdo con el pacto alcanzado por las dos empresas, Toyota suscribe y adquiere acciones de nueva emisión de Mazda y, al mismo tiempo, Mazda suscribe y adquiere acciones de la autocartera de Toyota, por un valor equivalente al valor de las acciones de Mazda, en ambos casos mediante asignación a terceros. El valor de las acciones mutuamente adquiridas por ambas empresas será equivalente.

    Con motivo de la firma del acuerdo, Akio Toyoda, Presidente de Toyota, declaró: “El fruto más importante de nuestra asociación con Mazda es el haber encontrado un nuevo socio que, verdaderamente, ama los coches. También es cierto que ha encendido el espíritu competitivo de Toyota, en el sentido de que no estamos dispuestos a dejar que Mazda nos supere. Es una asociación que servirá para que muchos apasionados de los automóviles trabajen juntos para hacer realidad coches aún mejores. Igualmente es una materialización de nuestro deseo de no dejar que los coches sean una mera mercancía”.

    En nombre de Mazda, Masamichi Kogai, Presidente y Consejero Delegado, explicó: “Nada me produce más satisfacción que saber que, mediante esta alianza, podemos ayudar a revitalizar la industria del automóvil y despertar en más personas el entusiasmo por los coches. La forma para conseguirlo será unir dos espíritus competitivos, que se espolearán entre sí, propiciando innovaciones y promoviendo el talento y el liderazgo”.

    La industria del automóvil tiene ante sí grandes desafíos; por ejemplo, una normativa medioambiental y de seguridad más estricta para los nuevos vehículos, por no hablar de la entrada de competidores de otras industrias o la diversificación de los sectores relacionados con la movilidad. Sin perder de vista el futuro de la industria, Toyota y Mazda desean capitalizar sus puntos fuertes para introducir nuevos avances en sus tecnologías y reforzar su base de negocio. Al mismo tiempo, esperan que esta asociación sirva para profundizar en la colaboración que mantienen y para generar desarrollo sostenible, con el fin último de dar respuesta a los retos que deben afrontar.

    El 13 de mayo de 2015, Toyota y Mazda firmaron un acuerdo para establecer una colaboración continuada que resultase mutuamente beneficiosa para ambas partes. El objetivo era capitalizar los recursos de las dos empresas y complementar entre sí los productos y tecnologías, con vistas a fabricar vehículos cada vez más atractivos. Desde entonces, han mantenido conversaciones en las que han explorado distintas áreas, basándose siempre en el principio de construir una relación favorable y en términos de igualdad a largo plazo.

    A medio y largo plazo, las dos empresas construirán una relación favorable que respeta la autonomía e independencia de cada una de ellas, y que les permitirá colaborar en el éxito de los proyectos conjuntos que decidan emprender. Con el fin de crear nuevas formas de valor para la movilidad del futuro, su intención es acelerar e intensificar la cooperación bilateral como socios a largo plazo, y contribuir al desarrollo de una sociedad sostenible, superando las expectativas de los consumidores.