• Noticias
    17 / 01 / 2018
    Mazda, premio a la eficiencia

    Mazda

    Mazda, premio a la eficiencia

    La gama de modelos con Tecnología SKYACTIV consigue el primer puesto sin diésel ni electrificación en el mercado estadounidense.

    Por quinto año consecutivo, la gama de modelos de Mazda tiene los consumos más eficientes que existen en las carreteras de Estados Unidos. Así lo afirma el informe anual Light Duty Fuel Economy Trends (Tendencias en economía de consumo de vehículos ligeros), publicado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) norteamericana la semana pasada.

    El consumo medio ajustado de los modelos Mazda del año 2016 a la venta en Estados Unidos fue de 29,6 millas por galón (7,9 l/100 km) en ciclo combinado, lo cual supone una mejora de 0,4 mpg (0,17 l/100 km) con respecto al año anterior. Y, con 301 g/milla (187 g/km), las emisiones de CO2 de Mazda también fueron las más bajas entre todos los fabricantes. Los valores medios generales del mercado estadounidense fueron de 24,7 mpg (9,5 l/100 km) y 359 g/milla (223 g/km) de emisiones de CO2. La EPA utiliza sus propias cifras ajustadas —que se considera que reproducen de manera fiel los valores en condiciones reales— para cada vehículo que se vende durante el año del modelo, y calcula los promedios a partir de los volúmenes de ventas.

    La Tecnología SKYACTIV, que se monta en toda la gama de modelos de Mazda y está formada por motores, transmisiones, chasis y carrocerías de menor peso, ha sido un factor determinante para que la marca haya liderado la lista de la EPA durante los últimos cinco años. Este logro refleja especialmente los esfuerzos de la marca de Hiroshima para optimizar la combustión interna en busca de mejores prestaciones y consumos en condiciones reales.

    En 2019 Mazda iniciará la producción de toda una nueva generación de modelos en la que destacará la introducción de un revolucionario motor denominado SKYACTIV-X, que será el primer propulsor comercial de gasolina del mundo que utilizará encendido por compresión, donde la mezcla de aire y combustible se enciende espontáneamente cuando se comprime en el pistón. Este nuevo motor combinará la potencia y el refinamiento de un gasolina con la eficiencia de un diésel mediante una tecnología que ningún fabricante ha conseguido desarrollar comercialmente hasta el momento.

    Los planes de Mazda pasan también por la adición de dispositivos de hibridación en la nueva generación de producto, así como por la llegada de vehículos eléctricos en el periodo 2019-2020 e híbridos enchufables hacia 2021.