• Novedades
    09 / 09 / 2017
    Mercedes AMG GT

    Mercedes AMG

    Mercedes AMG GT

    V8 biturbo de 4,0 litros, desde 476 CV a 585 CV y un par motor máximo desde 630 Nm a 700 Nm.

    El AMG GT, segundo vehículo deportivo desarrollado íntegramente por Mercedes-AMG, ha dado paso en menos de tres años a toda una familia de modelos, compuesta hasta la fecha por ocho miembros. En ella se manifiesta la esencia de esta marca de automóviles deportivos y de altas prestaciones. La concepción con motor delantero central, la disposición Transaxle de la caja de cambios de doble embrague junto al eje trasero y la construcción ligera inteligente de aluminio sientan la base para una experiencia de conducción extremadamente dinámica.

    Hay una gran variedad donde elegir. Las ejecuciones coupé y roadster, los cuatro niveles de potencia del motor V8 biturbo de 4,0 litros, las diferentes versiones de software de gestión del motor y el cambio, los distintos reglajes para el tren de rodaje, los neumáticos y la aerodinámica, los detalles de equipamiento específicos, las numerosas innovaciones técnicas y una vasta selección de opciones hacen posible un extraordinario grado de personalización de cada vehículo.

    A esto se suman dos bólidos de competición para el uso profesional en series internacionales de las categorías GT3 y GT4, así como el AMG GT Concept, un anticipo del futuro miembro de la familia AMG T, el primero con cuatro puertas.

    La máxima Driving Performance queda garantizada por la combinación de un spaceframe de aluminio, un motor V8 biturbo con engrase por cárter seco, cambio de doble embrague de siete marchas, diferencial autoblocante, tren de rodaje deportivo con ejes de trapecio articulado de aluminio y una masa en vacío reducida.

    «En menos de tres años, de un vehículo desarrollado con plena autonomía ha nacido una familia completa de modelos. Todos ellos ofrecen una experiencia de conducción de alto dinamismo, si bien con carices específicos en cada caso», relata Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

    El diseño básico de la propulsión —concepto de motor delantero central y disposición Transaxle de la caja de cambios junto al eje trasero— permite una distribución de las cargas favorable entre los ejes, con ligera predominancia del trasero. En combinación con el bajo centro de gravedad del vehículo, esto redunda en una maniobrabilidad extremadamente ágil y permite trazar curvas a velocidades muy elevadas. El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros destaca por su gran capacidad de aceleración, incluso a bajas revoluciones, y asegura unas prestaciones extraordinarias. Gracias a su funcional maletero, al elevado confort en recorridos largos y a todo un arsenal de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz Intelligent Drive, el biplaza es al mismo tiempo un compañero accesible, cómodo y fiable para la conducción diaria.