• Pruebas
    15 / 06 / 2016
    Adictiva

    MD7

    Adictiva

    Esta semana hemos tenido el lujo de probar la BMW S1000 XR, una auténtica maxi-trail-asfáltica.

    Tanto por prestaciones de su motor como por su parte ciclo, conjugada con lo último en tecnología a disposición de una moto, hacen que sea un auténtico “cañon”.

    Hace años era impensable que una maxi-trail pudiera tener las prestaciones que ofrecen hoy en día estas motos. Son capaces de poner en aprietos a cualquier moto “R” en determinadas carreteras. Si además le unimos la comodidad de conducción que ofrecen, la capacidad de carga, e infinidad de “gaches” que disponen, las hacen cada vez más apetecibles al gran público. La BMW S1000 XR es una de ellas.

    Empezando por su motor (160CV), al que no le han quitado prestaciones y viene directamente de su hermana la S1000R, sin pasarlo por una cura de “adelgazamiento” ni “suavizado” que valga, ofrece prestaciones de auténtica moto de carreras. En mi caso, es la primera ocasión que tengo de probar este motor y me ha sorprendido gratamente, y por qué no decirlo, me ha enamorado. Éste, ofrece una elasticidad asombrosa (par máximo de 112 Nm a 9250 rpm), te permite circular en ciudad con una marcha engranada y utilizarla como si se tratara de una moto automática, todo ello sin vibraciones ni traqueteos, es capaz de recuperarse desde los 40 km/h aun llevándola en sexta. Poco más que decir de su motor, el cual seguramente ya muchos de ustedes conozcan sobradamente, por lo menos de oídas. Hablando de oídas….¡como suena su escape! a partir de la mitad del cuentarrevoluciones, una de las adicciones que ofrece este aparato.

    Sí comentaremos su modos de conducción, equipados de serie, el Rain y Road, incluyéndose en la unidad probada el paquete Touring (Dynamic ESA suspensión electrónica, puños calefactables, caballete central, soporte de maletas, parrilla portaequipajes y preparación para navegador) y Dinámico (Modos de conducción Pro, Asistente de cambio Pro, Control de Crucero, Intermitentes LED, DTC y ABS Pro, con luz de freno de intensidad variable), una auténtica maravilla la conjunción de todos ellos.

    En el modo Rain tenemos disponibles 148CV de los 160CV máximos, y poco lo utilicé la verdad, teniendo la opción de llevar el Dinamic, ya en la época del año en la que la lluvia brilla por su ausencia, no hay nada más que hablar. Otra adicción a sumar a la lista. Para colmo teníamos la opción disponible del cambio Pro, que es un equipamiento opcional (406,72€) más que recomendable y ADICTIVO 100%, de ahí el título de la prueba. Resulta increíblemente fácil de acostumbrarse a él, y muy difícil de dejar de utilizarlo cuando tienes esta opción. Para los que no hayan tenido la ocasión de probarlo les cuento mi experiencia. Cuando me explicaban su funcionamiento al entregarme la moto, pensé que no me acostumbraría a no utilizar el embrague subiendo marchas y menos al bajar, pero resulta que su uso es totalmente intuitivo. Después de utilizarlo la primera vez, ya no utilizarás el embrague nada más que para las salidas en 1º. Al subir marchas no tienes que dejar de acelerar, solamente meter el hierro y la moto se encarga de todo lo demás, consiguiendo que el régimen de vueltas baje muy poco entre cambio y cambio. Veras como la lucecita blanca a la derecha del tablero te avisa de que te acercas al sobre régimen e invitándote a cambiar…. una verdadera golosina. Al reducir lo único que tienes que tener en cuenta, es en cortar gas totalmente antes de engranar, y gracias a su acelerador electrónico, ella se encarga de subir de vueltas el motor, lo justo para que entre un hierro menos sin problema. Desde luego me va a costar coger otra moto sin este sistema.

    En cuanto a su manejo y ergonomía, decir que de serie la altura del asiento es de 840mm, teniendo la opción de tener una altura de 820m, sin recargo. Dada la anchura del asiento y yo midiendo 1,79 llego al suelo sin apoyar totalmente la planta del pie, pero todo esto no resulta un problema cuando nos ponemos en marcha. Su manillar más ancho y más alto que la S 1000 R te hacen sentir cómodo enseguida. Todo lo tenemos a mano, incluyendo la posibilidad de modificar la altura de la pantalla frontal en dos posiciones, lo que se agradece en conducción por autopista. De todas formas la protección que ofrece su frontal, aun estando la pantalla en su posición baja, es más que suficiente en la mayoría de los casos a los que me enfrenté en la circulación diaria.

    La XR tiene 11cm más distancia entre ejes que su hermana la R, junto con unas horquillas invertidas de 46mm con 150mm de recorrido (ajustable en compresión y rebote) y la suspensión electrónica Sachs, hacen que su conducción por zona de curvas enlazadas sea una auténtica gozada para los sentidos. Esta es otra de las adicciones que provoca esta maxi-trail, su conducción por zona de curvas, terminas circulando muy ligero irremediablemente y de manera continua, pero qué problema hay…ninguno, el conjunto te lo permite

    Incluye de serie amortiguador de dirección. Disponemos de tres modos de precarga que tendremos que ajustar en parado (conductor, conductor + equipaje y dos ocupantes) desde un botón situado en la piña izquierda. El apartado de frenos confiado a doble disco flotante delante (320mm)y pinzas de 4 pistones de anclaje radial. En la trasera mono disco con pinza flotante de dos pistones (265mm). Más que suficientes en todo momento, incluso exigiéndoles a los mismo en conducción deportiva, deteniendo sus 228 kg sin problemas. Equipa ABS (desconectable), y ABS Pro, de manera opcional este último, que hace lecturas de la inclinación de la moto, permitiendo frenadas en plena trazada con total seguridad.

    Su planta resulta muy llamativa, destacando el diseño de su frontal en forma de pico de pato. Los colores disponibles son el “Rojo Racing” y “Blanco luminoso”. Y si le queremos dar un toque personal a nuestra S1000XR, hay infinidad de accesorios que podemos equipar opcionalmente, lo que la harán más apetecible y “adictiva”.

    Gracias a Marmotor por la sesión de la moto de pruebas y nos vemos pronto en la carretera.

     

    {gallery}MOTOS/BMWS1000{/gallery}