Publicidad

  • Pruebas
    29 / 06 / 2016
    Para todos los públicos

    MD7

    Para todos los públicos


    Suzuki nos presenta la nueva SV 650 8 años después, y que viene a ser la tercera generación de este exitoso modelo.


     

    Una tercera generación que se adapta sobre todo a la normativa Euro 4 en cuanto a contaminación, siendo limitable para el carnet A2, y presentando una estética más sencilla, que su hermana la Gladius, e infinidad de nuevas piezas en un motor ya conocido de la marca, el bicilíndrico en V a 90º DOHC 8V. de 645cc.

    La nueva SV entra de lleno a competir en un segmento (Naked de cilindrada media) que está en pleno apogeo, y que no deja de sorprender con un volumen de ventas muy apetecible para las marcas. Si a esto le añadimos la posibilidad de ser limitada para el carnet A2, más razones para que esta sea tu primera moto de cilindrada media. Tenemos en ella una moto muy versátil y polivalente, es ágil y deportiva, que se mueve como pez en el agua por ciudad sin quedarse atrás con sus competidoras en carreteras de montaña.

    A su motor, el más que reconocido V2 Twin de 645cc, se le ha aplicado una cura de rejuvenecimiento para adaptarlo a la dura normativa Euro 4. Suzuki se ha aplicado, y ha dotado de más de 60 nuevas piezas a su motor, en el que lleva confiando más de 20 años. Al final los números se quedan en un par motor de 64Nm a 8100 rpm. Y 76,5 CV a 8500rpm. Con unos consumos y emisiones muy ajustados.

    De estas nuevas piezas destacan: la monta de doble bujía por cilindro, un sistema de inyección SDTV optimizado con inyectores de 10 orificios. Nuevo Airbox para conseguir medios y el sistema de refrigeración con más capacidad incluyendo un radiador más ancho. Cilindros con recubrimiento antifricción SCEM. Y la inclusión del sistema SES (Suzuki Easy Start System) que facilita el arranque solamente con un ligero pulso sobre el botón de encendido y que ya hemos visto en la GSX-S1000. Por último, el ingenioso sistema de puesta en marcha desde parado LRA (Low RPM Asisst) que hace que el motor suba de vueltas ligeramente, para que la puesta en movimiento desde parado, sea mucho más suave y sencilla. Sin duda de agradecer para los principiantes que tienen su primera moto de cilindrada media. A mí personalmente me encantó este sistema ya que facilita mucho la puesta en marcha. Por muy motero que seas, a quien no se le ha calado la moto, sobre todo con el estrés de la circulación en ciudad. Muy acertada su utilización en este modelo.

    Su estética resulta simple pero llamativa a la vez. No se han utilizado muchos plásticos ni aditamentos para vestirla. En el frontal destaca su faro redondo de los que ya no se suelen ver, con algo de aire retro, pero sin querer incidir demasiado en este aspecto ya que Suzuki “todavía” no ha tirado por estos derroteros. Destaca su nuevo cuadro de instrumentos totalmente digital, en el que podemos encontrar todos los datos necesarios de fácil manera (incluye todo lo necesario). En el aspecto general destaca su chasis multitubular en acero, su motor en V y su escape dos en uno, con sonido muy característico de los motores en V. El depósito de gasolina, en  la unidad probada resulta  llamativo con la inclusión de una franja diagonal de adelante a atrás, que le da un toque muy juvenil. La trasera está muy bien rematada con un colín muy estilizado que le dan un aspecto muy Racing a la visión general, incluyendo luces led en el piloto trasero. La comodidad y posición para el pasajero es buena, lo pudo comprobar mi señora, y quedó encantada, bajándose de la moto sin problemas de malas posturas y dolores en sitios inusuales. Los materiales empleados en general, dan la sensación de calidad como norma habitual de Suzuki.

    Su parte ciclo, en el apartado de amortiguación, se ha mejorado considerablemente frente a productos anteriores, dotándola de más consistencia. En su parte delantera, horquilla telescópica convencional con barras de 41mm y en la trasera mono amortiguador regulable en la precarga, hacen que la SV haya mejorado en su facilidad de conducción en cualquier terreno, sin demasiadas pretensiones, pero más que suficiente. Los frenos con doble disco flotante delante, y disco único detrás, no es que destaquen por su mordiente, pero si es de agradecer la inclusión del ABS de serie.

    Ya sobre ella, todo es suavidad y comodidad. Tiene una altura al suelo (785mm) que resulta muy acta para casi cualquier estatura del piloto, ya que con un peso de 197 kg de peso en orden de marcha es muy manejable. Esto lo consigue Suzuki estrechando el depósito y el asiento unos 3 cm. La disminución de anchura del asiento la hacen más cómoda para cualquier situación sobre ella, es verdad que el mullido es un poco duro para largos kilometrajes, pero nada excesivo.

    Pronto te haces a ella y a sus cualidades ruteras, es fácil, es ágil, es cómoda, por lo que enseguida te ves engranado marchas con una suavidad exquisita. Su Manillar “estrecho” resulta perfecto para la circulación por ciudad, ya que vas, por su ergonomía sin apoyarte mucho en el manillar, y con la espalda relativamente recta. Por autopista se comporta como una campeona, manteniendo medias altas sin inmutarse y sin transmitir vibraciones al piloto que molesten. En cuanto a zonas de curvas resulta también divertida de llevar, permitiendo inclinaciones adecuadas para un estilo de conducción no demasiado agresivo, pero es que esta moto es para disfrutar en cualquier terreno de una conducción ligera y sobre todo versátil.

    En definitiva la Suzuki SV 650 nos ha encantado, nos hemos hecho muy amigos en los más de 300 km que le hemos hecho, pero es que ya desde los primeros kilómetros nos hicimos amigos de toda la vida. ¿Por qué?...como comento en el artículo, el conjunto hace de esta moto, que sea todo muy fácil. Si buscas tu primera moto, esta es una opción muy recomendable.

    Su precio es de 6699€ y la puedes probar en Pole Position, en la calle Arguineguín, 29 de Las Palmas de Gran Canaria.

    Nos vemos en la carretera.

    {gallery}MOTOS/SuzukiSV650{/gallery}