• Pruebas
    02 / 07 / 2016
    Tu movilidad urbana

    MD7

    Tu movilidad urbana


    Ya hemos probado la Yamaha Tricity, un modelo que no pasa desapercibido por donde quiera que pase.


    Tenía curiosidad por probar este scooter de tres ruedas, que Yamaha denomina Tricity, y que se muestra como una muy buena opción para los desplazamientos en ciudad, además con la seguridad que proporciona el doble agarre de sus dos ruedas delanteras.

    Según me entregaban el scooter en Flick Moto, le preguntaba al jefe de ventas Javier Oramas, que como se llevaba este modelo, no innovador (no es el primer scooter de 3 ruedas) pero si distinto a lo anteriormente visto, y me decía… “como una moto normal”, ¿seguro? Le repliqué. “Ya lo verás según te pongas en marcha” Y así es, según arranqué no noté nada distinto a llevar otro scooter, sí decir que note más aplomo delante. Salí en línea recta y empecé a hacer pequeños movimientos hacia un lado y hacia otro, y ella no me sorprendió con ningún gesto raro, todo lo contrario….quien diría que delante llevaba dos ruedas paralelas.

    Para conseguir este sistema de doble rueda delantera LMW (Leaning Multi Wheel), la idea inicial era un mecanismo en forma de paralelogramo que bascula hacia arriba y abajo (con la amortiguación aparte de este sistema), combinado con una suspensión telescópica. Lo consiguieron de forma magistral haciéndola un placer de conducir. Otra de las ideas iniciales era conseguir un reparto de pesos entre el eje delantero y el trasero de un 50/50 y lo consiguieron casi a un 100%. Es casi el mismo reparto de pesos de una moto de carreras, ubicando el centro de gravedad en una posición ideal (un poco por debajo de la punta del sillín), todo ello dotan al modelo de una manejabilidad incluso en parado que sorprende aun pesando 152 kg.

    Una encuesta realizada por Yamaha revela que la utilización del potencial usuario de este scooter, sería: un 80% desplazamientos entre el hogar y el trabajo, un 50% para ocio, y otro tanto, 33% la utilizarían para salir de compras. Es ideal para las tres opciones más populares, ir al trabajo, salir de ocio y salir de compras (lleva un pequeño gancho entre las piernas para llevar bolsas). Todo ello con un scooter que une a un diseño muy moderno, unas prestaciones y comodidad sobresalientes.

    Su motor es un 125 cc. de 4 tiempos refrigerado por agua, con 10,8 CV a 9.000 rpm, más que suficientes para los traslados en ciudad, con un bajo consumo. Su motor mueve a la Tricity con suficiencia, aunque no sea una flecha en las salidas desde parado, pero rápidamente se pone a buen ritmo para ir de semáforo en semáforo de manera ligera. Lo más destacable, es su bajo nivel de ruidos, es muy suave el rumor que nos llega a través del casco.

    El tacto de los frenos es muy bueno, con dobles frenos en las dos ruedas delanteras, disco también en la trasera y un sistema de frenado unificado que distribuye la presión de frenado a las ruedas delanteras y a la trasera para un suave comportamiento del chasis al frenar incluso en curva. Tenemos la opción del ABS que no viene de serie, y que solemos recomendar “siempre” por la seguridad que ofrece.

    El panel de instrumentos LCD incluyen un indicador de combustible, un reloj y un sensor de la temperatura exterior. El asiento es de mullido no muy blando y teniendo al pasajero un poco por encima del conductor lo que se gradece si tenemos un acompañante “novelero”, además se incluyen unos agarres en aluminio, para él. Disponemos de pata lateral (con desconexión de encendido) y caballete central para su estacionamiento.

    Si usamos casco integral, bajo su asiento tenemos el hueco para dejarlo guardado, sin tener que cargar con el continuamente. También bajo el asiento encontramos el tapón de llenado de combustible y refrigerante, esto último resta un poco de espacio bajo el asiento, pero que como decíamos anteriormente ha facilitado el reparto de cargas y centro de gravedad a un punto idóneo.

    Sin duda un scooter muy recomendable para la ciudad, con una manejabilidad que sorprende incluso moviéndote entre los coches parados, por ejemplo en un semáforo, no tiene que envidiar nada a otros pequeños scooter en este aspecto.

    Unidad cedida por Flick Moto (Grupo Flick), actualmente en campaña a un precio 2999€

    {gallery}MOTOS/Tricity{/gallery}