• Pruebas
    04 / 08 / 2016
    La Custom más urbana

    MD7

    La Custom más urbana


    Nos hemos puesto a los mandos de la Kawasaki Vulca S 2016, una custom de cilindrada media, exactamente 649 cc, que se nos antoja ideal para una clientela joven que quiera iniciarse en este apartado de estilo motero.


    La primera impresión al verla, es que estamos ante una moto que resulta atractiva y llamativa a la vista. Kawasaki ha querido prestar especial atención al diseño y la ergonomía de la nueva Vulcan S, hermana menor de la mítica Vulcan, casi en nada se parecen pero si hereda su nombre.  Cambiando algunos “clásicos” de las cruiser y aportando pequeñas cosas que la hacen distinta a todo lo visto anteriormente en este segmento, la Vulcan se desmarca. Principalmente no esperes ver cromados, que en este caso se han sustituido por el negro mate y brillo en el modelo de 2106, ya que en el de 2015 traía tapas con cromados en los laterales del radiador y bajo el asiento. A mí personalmente me gusta más ahora.

    La moto de pruebas cedida por el distribuidor para canarias de Kawasaki, Tifón Motor, tenía exactamente 0  kilómetros, por lo que los primeros kilómetros con ella los haríamos de simple rodaje de neumáticos, frenos y sobre todo motor. Nada más montarte en ella, la sensación de comodidad que transmite es bastante buena, ya que no vas con las estriberas muy adelantadas como suele ser habitual, ni con los brazos totalmente extendidos, también clásico en una custom.  Tenemos la opción de modificar las estriberas a tres posiciones distintas, junto con las manetas de embrague y freno delantero que se pueden mover según tu estilo o tamaño, siendo imposible no conseguir tu posición ideal en ella. Incluso el manillar lo podemos retrasar 25mm invirtiendo la posición de la tija que lo sujeta.

    Es bajita, muy bajita, y su peso de 225 kg no va a ser un problema al moverla en parado. Sentado en su magnífico asiento, súper cómodo, cualquier trayecto no se hará sentir en nuestras posaderas. Aun siendo su amortiguación algo dura, ya que hace sentir las irregularidades del asfalto, sin duda es una rutera excelente. Indudablemente no está pensada para exprimirte en una carretera de montaña, pero sorprende su agilidad y maniobrabilidad. El tren delantero (barras de 41mm) te transmite en todo momento lo que estás pisando y no sentimos ningún atisbo de extraño a la hora de entrar en curva, estando muy conseguida la parte ciclo.

    Su motor es el ya conocido bicilíndrico en paralelo de 649 cc. Refrigerado por líquido y que ya hemos visto en la Versys, ofreciendo 61 CV a 7500 rpm. pero al que le han hecho pequeñas modificaciones para ajustar su par (63Nm a 6600 rpm) con una ligera disminución en cuanto a caballos, pero ofreciendo una respuesta más eficiente a bajas y medias revoluciones. Los consumos son muy ajustados, siendo en ciudad un fuerte valor para decidirte por ella.

    En cuanto a su estética, a simple vista lo que más destaca es su faro en forma de triángulo y que no es lo habitual en este tipo de motos, pero que le sienta muy bien al conjunto. Seguimos con el depósito de combustible en forma de lágrima, algo si habitual normalmente, pero también muy logrado con el resto de partes de la moto y su ergonomía. El sillín muy bajito con respecto al suelo (705mm) tiene además varias opciones de modificación. Lo podemos adelantar 53mm o tener la posibilidad de bajarlo aún  más, y como opción otro más confortable con más mullido. Todo ello con la posibilidad de personalizar nuestra moto con infinidad de accesorios de la marca.

    Destaca viéndola del lado derecho su mono-amortiguador trasero, regulable en la precarga, que da un toque moderno a la moto y fuera de todas estética custom clásica. Como decíamos anteriormente éste resulta algo duro, pero nada que sea insoportable, y que a la hora de exigirle más a nuestra moto por carreteras de montaña se agradece. Lo que no falta de la estética custom, en su línea, es el guardabarros trasero que abraza totalmente la rueda, rematando el mismo con un piloto con iluminación por Led.

    En el cuadro de mando tenemos incluido una parte digital y otra analógica (tacómetro). Teniendo en la parte digital disponible reloj horario, indicador de km/hora, odómetro, kilómetros totales y nivel de combustible, echándose en falta indicador de marcha engranada.

    El apartado de frenos está confiado en la parte delantera a un mono disco de 300mm con pinza de doble pistón y en la trasera a un monodisco de 250mm con un solo pistón, creemos más que suficientes para las prestaciones de esta moto. El neumático delantero es un 120/70ZR17M/C (58W) y el trasero 160/60ZR17M/C (69W)

    En cuanto a las prestaciones de su motor y en una moto que se le está haciendo el rodaje, no me salió el exprimirla por encima de las 4500 vueltas, yo por lo menos me niego a hacerlo. Prefiero cuidar su futuro no haciéndolo. Dejamos para otra ocasión el comprobar como estira por encima de estas revoluciones pero siendo un motor ya conocido de la marca seguro que no va mal, situándose su zona roja en la 9500 rpm. Lo que si pudimos comprobar es su aceleración más que aceptable saliendo desde baja velocidad y recuperaciones rápidas aun circulando con alguna marcha alta.

    Como resumen, decir que una moto de este estilo y con un precio de 6499€ y 6899€ la equipada con ABS (disponible para el carnet A2), es muy recomendable por muchos motivos: Comodidad y facilidad de uso, manejabilidad en ciudad, consumos ajustados y una estética muy conseguida, ah, y se me olvidaba, la sensación de buena calidad en los materiales utilizados, que da Kawasaki a sus productos.

    La puedes probar en el Concesionario Oficial para la provincia de Las Palmas y provincia de Tenerife Tifón Motor. S.L.