• Pruebas
    10 / 10 / 2016
    Indian Chief Vintage

    MD7

    Indian Chief Vintage

     


    Tener la oportunidad de probar mi primera custom americana 100% y que esta sea una moto de la marca Indian, la Indian Chief Vintage, es un placer comparable a muy pocas cosas relacionadas con el mundo de la moto.


    Indian es una marca de las que más historia tienen en el mundo, más  que la otra marca americana tan conocida en este segmento. Indian empezó su andadura en el año 1901 y ya en el año 1902 se vende la primera motocicleta Indian Motorcycle®, con una innovadora transmisión por cadena y estilo aerodinámico.

    Gracias a la apuesta que Vegueta Bike, de la mano de Manuel Sosa, ha hecho por la marca, ya tenemos la fortuna de poder disfrutar de ellas en Gran Canaria, tras la incorporación de Indian al grupo Polaris® se incorpora una de las marcas legendarias del motociclismo a su sólida escudería de motocicletas crucero y turismo Victory®.

    Indian Motorcycle® opera como una unidad de negocio autónoma, respaldada por la potente combinación del conocimiento de ingeniería y de la tecnología de Polaris con la marca de calidad, el diseño emblemático y la rica herencia americana de Indian Motorcycle.

    En 1922 comienza la producción del mítico modelo que nos ocupa, la Chief. Ya en la era moderna en 2008 se retoma la producción y las motocicletas Indian Chief en 2009 ya comienzan a salir de la línea de montaje en Kings Mountain (Carolina del Norte). Llegando hasta nuestros días la nueva Indian Chief Vintage que atesora toda la historia de la marca incorporando nuevos adelantos, como siempre han hecho desde sus comienzos

    La Chief Vintage tiene como propulsor el nuevo motor Thunder Stroke 111, de 1810cc. e inyección electrónica, refrigerado por aire que da 74CV. Este motor adopta el diseño del motor clásico de Indian y utiliza la tecnología moderna de alto rendimiento. Es suave, eficiente y potente, además de proporcionar un par motor de 138,9 Nm. Tan solo con soltar ligeramente el embrague la Chief se pone en movimiento impulsada por este magnífico motor. Hay suficiente par para movernos a muy pocas revoluciones.

    Vamos a intentar detallar que es lo que nos ofrece esta moto: primero destacar que todo lo susceptible de ser cromado, está cromado, es una maravilla verla brillar y además sabiendo que con pasarle un trapito después de nuestro paseo, volverá a brillar como el primer día. Lo que más llama la atención en este modelo a parte de los cromados, es su asiento (súper cómodo) y alforjas fabricadas en cuero sellado de alta calidad y color tostado, es capaz de resistir cualquier situación meteorológica y además le da un aspecto precioso al conjunto. Los flequillos bajo las alforjas moviéndose al viento, remarcan más su estilo Vintage.

    El escape doble totalmente cromado le da un sonido suave pero a la vez suntuoso, eliminando los sonidos estridentes, por lo que el escucharla en marcha es un verdadero placer. También equipa de serie ABS y control de crucero de muy fácil manejo. Los frenos están confiados a dos discos de 300mm delante y otro de 300 detrás, ambos con pinza flotante de 4 pistones. Sobre su guardabarros delantero podemos apreciar la clásica cara del indio que se ilumina, desde 1947 es el signo de identidad que nos deja claro que estamos ante una auténtica Indian.

    Otras de las novedades tecnológicas que nos ofrece es el arranque sin llave, ya que con la llave en el bolsillo, y poniendo el contacto pulsando un botón situado en la consola central sobre el depósito, solo nos queda apretar en el puño derecho, el botón de encendido para empezar a disfrutar. Su chasis de aluminio sujeta y dan consistencia al conjunto, que tiene que soportar su peso y lo hace magníficamente. Junto con las suspensiones, con mono-amortiguador de 94 mm con ajuste de precarga detrás y horquilla convencional de 46mm delante, hacen que la comodidad de conducción sea conforme a lo que se puede esperar: comodidad y seguridad. "La suavidad con la que se toman los pequeños badenes de la carretera es exquisita". Su distancia entre ejes es de 1730mm que tampoco es mucho, la hace más manejable de lo que parece en un principio.

    Su parabrisas que es desmontable fácilmente en varios minutos, nos protege del viento de una manera excelente. Yo, que no dispongo de casco abierto, tenía que llevar la visera de mi integral abierta ya que no se hace necesaria. Pasando al panel de instrumentos, que se encuentra ubicado sobre el depósito, combina la tecnología moderna y el estilo tradicional de una manera sencilla. Disponemos de un gran velocímetro analógico y una pantalla digital que entre muchas cosas nos avisa de la velocidad engranada, hora, odómetro, etc.  En un indicador a parte tenemos un pequeño reloj que nos indica el nivel de combustible (20.8 litros), y curiosamente lo que parecen dos tapones para el llenado de combustible de nuestro tanque, pero no te equivoques, uno de ellos es solo de decoración, el que tienes que utilizar es el de la derecha.

    Para los neófitos en este estilo de motos, su peso de 379 kilos con el tanque lleno, puede parecer una barbaridad. En ellas estos pesos son algo normal, pero gracias a su bajo punto de gravedad el moverlas no resulta un problema, ni en parado y menos en movimiento. Personalmente me encontraba con cierto nerviosismo a la hora de ponerme a los mandos de la Chief, y su peso era una de las causas de estos nervios. Nada más arrancar estos nervios se convirtieron en placer sobre ruedas. Como no podía dejar pasar esta oportunidad, decidí sacar a pasear a mi señora, y ella no se resistió como otras veces, aceptó a la primera, y es que pasear en moto, sentada en esta maravilla (como en el sofá de casa) no lo hace uno muy a menudo, a no ser que sea el feliz propietario de una de ellas.

    En el recorrido que hice con mi mujer hasta el sur de la isla, para realizarle las fotos y el video que pueden ver en la prueba, la dimensión de montar en moto acompañado, pasa a otra categoría. Es un placer “pasear” por la autopista tranquilamente en medias de 100 y 120 km/h con la sensación de estar disfrutando de cada momento. Puedes mirar lo que está a tu alrededor, y también te miran los que pasan con cara de asombro y quizás de envidia o quien sabe que sentimiento, pero lo único que les puedo decir es que no saben lo que se pierden. Todo esto creo que no le he sentido con ninguna otra moto y he probado unas cuantas. Ahora entiendo eso de “Un Estilo de Vida” en relación a las custom. Si transportamos todas estas sensaciones a cualquiera de nuestras carreteras interiores de la isla, pues imagínense el placer.

    Indian Motorcycle ofrece en sus motos 5 años de garantía, lo que da idea de la seguridad y confianza que tienen en sus productos y que la marca ofrece con total compromiso. El precio de la Indian Chief Vintage es de 28150 €

     

    Bueno y llegó el momento de entregar la moto…..no me pude resistir y salí de casa una hora antes de la hora de entrega, a pasear con ella, quería seguir disfrutando y me di una gran vuelta por la ciudad, sin prisa. Una tarde de domingo que se me hizo distinta sobre ella.

    {gallery}MOTOS/indian_chief_vintaje{/gallery}