Publicidad

  • Pruebas
    03 / 11 / 2016
    KTM Freeride E-XC, enduro ecológico

    MD7

    KTM Freeride E-XC, enduro ecológico


    Durante nuestras visitas periódicas a los concesionarios, nos ha sorprendido encontrarnos en este caso en Valsebike, en la calle  Ignacio Ellacuría Beascoechea, 18 del Polígono Industrial de las Rubiesas, Cruce de Melenara, una moto de Enduro totalmente eléctrica, la KTM Freeride E-XC.

    Viéndola parada, cualquiera diría que es una eléctrica, tienes que fijarte bien para descubrirlo, claro no tiene escape, que es lo primero en que te fijas, pero del resto de componentes no tienen nada  que envidiarle a cualquier otra de combustión. Vamos a ver un poco en detalle como es.

    La FREERIDE E-XC no conoce límites, tanto en la carretera como fuera de ella. No hay emisiones de escape ni contaminación acústica, todo ello gracias a un sistema de propulsión eléctrico espontáneo, vanguardista e increíblemente potente. La diversión está garantizada tanto para principiantes como para profesionales gracias a los diferentes modos de conducción ajustables: Economy, Standard y Advanced. Este concepto vanguardista de vehículo eléctrico offroad de KTM ha necesitado madurar durante cuatro años antes de pasar a producción para hacer su aportación al medio ambiente. El motor eléctrico, con una potencia de hasta 16 kW (22 CV) y el par de 42 Nm, es tan deportivo como el de otras motos KTM. El compacto PowerPack de KTM se puede recargar por completo en solo 80 minutos (un 80 % en 50 minutos), así que nada se interpondrá mientras te diviertes a lomos de esta moto durante una hora como máximo (según el terreno y el estilo de conducción).

     

    La FREERIDE E-XC es apta para su uso en la vía pública. Tiene todos los componentes necesarios para ir a comprar el pan, al bosque o al trabajo. Las luces, los indicadores, los espejos, la llave de contacto y el inmovilizador son algunas de las características adicionales que proporcionan libertad absoluta. Entrega una potencia continua de 11 kW y alcanza el peso necesario para su homologación con sus 110 kg (incluyendo todas las piezas que se requieren para la homologación), por lo que es apta para el permiso de conducir A1, y por tanto para que la utilicen pilotos principiantes a partir de 16 años en la vía pública.

     

    El diseño probado del chasis compuesto FREERIDE, extremadamente ligero, se ha refinado para los modelos FREERIDE E y se ha adaptado al compacto sistema de propulsión eléctrico. A diferencia de las versiones con motor de combustión, el chasis de los modelos E está abierto en la parte inferior. Por tanto, el motor actúa como elemento de soporte con el refuerzo adicional de una placa de base sólida de aluminio. Esto garantiza una rigidez óptima y la máxima seguridad incluso en los saltos más grandes. El subchasis de plástico ligero y estable está provisto de asideros ocultos que permiten al piloto sacar la moto en caso de que la rueda trasera se atasque en el barro. El ligero basculante de aluminio fundido se ha diseñado para apoyar el sistema de suspensión comprendido por el chasis y los muelles, todo ello con una flexibilidad paralela a la dirección de oscilación.

    Junto con la pletina de dirección mecanizada mediante CNC de alta calidad, la horquilla invertida WP de 43 mm con 250 mm de recorrido ofrece una estabilidad magnífica, una capacidad de respuesta excelente y una amortiguación sobresaliente. Los ajustes deportivos de la horquilla armonizan perfectamente con el amortiguador PDS de WP, donde un muelle progresivo brinda una mayor reserva frente a los rebotes. Es posible ajustar el rebote y la compresión (a alta y baja velocidad).

     

    Las llantas de aleación GIANT de gama alta de los modelos FREERIDE E, con bujes mecanizados mediante CNC y cabecillas de los radios de aleación ultraligera, están equipadas con neumáticos Maxxiss: un TrialMaxx (2.75-21) en la parte delantera y un MaxxEnduro (120/90-18) en la parte trasera, ambos caracterizados por un agarre y una tracción excelentes. La FREERIDE E-XC está equipada con un sistema de frenos Formula que presenta discos de freno ligeros de tipo margarita y pinzas de freno de anclaje radial pulidas con arena y dotadas de cuatro pistones en la parte delantera y dos en la parte trasera.

    El sistema electrónico de potencia convierte el movimiento del acelerador en una aceleración deportiva pero totalmente controlada. El instrumento multifunción situado entre la pipa de dirección y el asiento permite elegir entre tres modos de conducción, cada uno con una entrega de potencia diferente: Economy, Standard y Advanced
    Tanto el sistema propulsor, formado por el motor eléctrico y el sistema electrónico de potencia, como la batería son resistentes al polvo y al agua. Por tanto, la FREERIDE E está preparada para enfrentarse a las pruebas offroad más duras.

    Un motor sincrónico de imanes permanentes con un inducido de discos se encarga de dar vida a la KTM FREERIDE E. Este sistema de propulsión compacto y estilizado genera 42 Nm al girar el puño y asegura un suministro de potencia espontáneo. El motor eléctrico entrega una potencia máxima de 16 kW (22 CV) y 11 kW (15 CV) de manera continua. El sistema de refrigeración líquida del cárter del motor dotado de una bomba de agua eléctrica garantiza un funcionamiento óptimo a máximo rendimiento incluso con altas temperaturas exteriores. Da gas y ¡adelante! Sin embrague. Sin cambio de marchas. Solo tienes que girar el puño para ponerte en marcha y pasarlo en grande.

    Si quieres conocerla en persona, lo puedes hacer en Valsebike SLU. Búscalos en Facebook.