• Pruebas
    16 / 11 / 2016
    Diversión al Estilo Americano - Victory Octane

    MD7

    Diversión al Estilo Americano - Victory Octane

    Coge un gran motor, ponlo dentro de un chasis ligero, y quítale cualquier elemento de confort u otros accesorios innecesarios. Lo que queda es justo lo que necesitas para ir muy rápido, y nada más. Esta es la fórmula para la Modern American Musclebike


    Así publicita Victory Motorcycle esta moto y realmente es lo que dicen. Hemos tenido la ocasión de probarla y desde luego nos ha sorprendido por su motor. Un motor que ofrece unas aceleraciones sorprendentes para una moto de este estilo. Da gusto acelerarla y sentir como su 1179 cc. descargan toda su potencia. Esta moto nos ha enganchado. Nada más arrancar con ella nos sentimos enamorados gracias al sonido que produce su motor con su doble salida de escape y sus prestaciones, sin contar con su comodidad de marcha a la que te acostumbras desde los primeros kilómetros. En seguida te dan ganas de salir de ruta con ella.

    Basado en el prototipo de competición Project 156 que compitió en la subida Pikes Peak International Hill, el V-twin de 1200cc de la Octane usa culatas de 4 válvulas, doble árbol de levas en cabeza y refrigeración líquida para desarrollar 104 CV y 103 Nm de par "tritura-neumáticos". Con un desarrollo de cambio para una rápida aceleración, la Octane puede recorrer los 400 metros en 12 segundos y acelerar de 0-60 mph (0-96 km/h) en menos de cuatro segundos. Prestaciones más que aceptables, son sorprendentes.

    La Octane es la motocicleta Victory más agresiva jamás construida, está diseñada con líneas más duras, aristas más afiladas, una columna central más pronunciada y otros detalles que dan a la Octane una imagen más atlética y malvada que cualquier otra motocicleta Americana fabricada hasta ahora. El carenado bullet viene equipado de serie y envía el mensaje de que esta moto está construida para la velocidad.

    Un ligero y rígido bastidor de fundición de aluminio transmite cada caballo de potencia directamente al asfalto. Una geometría de dirección rápida, una contenida distancia entre ejes de 62,1 pulgadas (1577 mm) y 32 grados de ángulo de inclinación disponibles, proporcionan una agilidad hasta ahora desconocida en una motocicleta V-twin Americana. Las ruedas de aluminio, con 10 palos - 18 pulgadas la delantera y 17 pulgadas la trasera - están dimensionadas para una manejabilidad bien aplomada.

    No esperes realizar grandes tumbadas, sus cualidades son otras, ¡pero para que!, con ella puedes ir entre curva y curva de manera ágil y rápida, pero asegúrate de llegar a la entrada en curva con las tareas hechas, frena y reduce hasta una velocidad segura, y disfruta acelerando a tope a la salida de la curva. Pero no porque su chasís y su parte ciclo no te lo permitan, simplemente puedes rozar pisantes más de lo debido. Pero sin duda las sensaciones que te puede ofrecer la Victory Octane hacen que esto sea una nimiedad.

    Si quieres circular por ciudad de una manera tranquila lleva su motor no pasando de 4000 rpm porque cuando decidas abrir y superarlas ya desde las 4500 rpm podrás sentir su patada. Es cómoda de llevar, su cómodo asiento y la geometría general de la moto junto a su manillar, hacen que los paseos sean verdaderos paseos, hasta que tú lo decidas.

    El cromo brilla por su ausencia en esta moto. El chasis y la planta motriz oscurecidos en negro y la carrocería Gris Super Steel Mate crean una imagen monocolor moderna. Un sillín bajo monoplaza, situado a solo 25,9 pulgadas (658 mm) sobre el asfalto, y un manillar retrasado, igualmente bajo, crean una posición de pilotaje muy chula pero con buen apoyo para ir rápido.

    La moto que hemos probado, gracias a su distribuidor Autos Vegueta (Vegueta Bike), la tienes disponible a la venta por unos apetecibles 9000€. Acércate a probarla te aseguramos que te sorprenderá.