Publicidad

  • Pruebas
    16 / 05 / 2017
    Monster 797. La atracción de lo sencillo

    Ducati Monster 797

    Monster 797. La atracción de lo sencillo

    La pequeña de las Monster ha llegado para atraer a los neofitos en el mundo de la moto de una manera convincente y con todos los componentes para hacerla muy apetecible, no solo por precio sino también por la belleza innata que poseen las Monster.

    Ducati ha querido acercar al aficionado primerizo la tan celebrada y mítica gama Monster, un modelo que se había convertido en un tope de tecnología y prestaciones que hacían a muchos “asustarse” ante tanto despliegue. Lo primero que hay que destacar en ella es el uso de motor de 803cc Desmodue refrigerado por aire (bicilíndrico a 90°) con 75CV a 8250 rpm, y un par motor de 69Nm a 5750 rpm. Este motor ya conocido por su monta en la Scrambler es el único que queda en fabricación en Ducati, refrigerado por aire.

    Un motor que para adaptarlo a la normativa Euro 4 se le han hecho pequeñas modificaciones que sobre todo han variado su cifra de par, bajándola hasta los 69 Nm, pero consiguiendo una entrega más lineal. Pequeños cambios como los cuerpos de admisión que pasan a ser de 50mm en vez de los 45 anteriores, consiguen que las prestaciones aun teniendo menos CV de potencia sean más que suficientes. Ya veremos más adelante porqué.

    Estamos ante una moto en la que no disponemos ni de control de tracción ni modos de conducción a fin de evitar subir el precio de un producto que no necesita de esta tecnología para disfrutarla. Con ella, no solo el que se adentra en el mundo de la moto de la mano de esta Ducati, pero también el piloto con experiencia, van disfrutar de la esencia Monster sin desmerecer a sus hermanas mayores. Durante la prueba lo pude comprobar, es fácil y sencilla de llevar, pero si quieres exprimirla un poco más de lo normal, todo el conjunto no te va a decepcionar.

    Estética Monster de siempre

    En cuanto a su parte estética, destaca sobre todo a la vista su depósito de combustible de 16,5 litros. En Ducati vuelven a proponer el gancho de fijación en su parte delantera, tan característicos en las primeras Monster, este le hace tener su sello característico pasando a ser parte primordial de su estética.  El faro delantero es desde siempre una característica de las Monster: con un diseño moderno cuidado y tecnológico, consta de luz de posición de leds y de una única lámpara para las luces cortas y largas. La tecnología de leds también se utiliza para la luz trasera compacta y la luz de matrícula. Asimismo, la moto consta de la función de encendido de los 4 intermitentes (emergencia), activable pulsando el botón intermitente específico. Como remate a su figura, un estilizado asiento corrido de una sola pieza, que resulta cómodo y estéticamente muy atractivo.

    Como no, su característico chasis Trellis forman parte esencial de su estética y a la vez le confieren al conjunto la rigidez y ligereza necesaria para hacerla manejable en ciudad y estable en carretera.

    Equipamiento

    El salpicadero de la Monster 797 está formado por una amplia pantalla LCD, de alta visibilidad, con las indicaciones principales y secundarias. La unidad facilita datos de velocidad, revoluciones del motor, totalizador, trip1 y trip2, temperatura del aceite motor, reloj, velocidad media y tiempo de viaje.

    El apartado de frenos está confiado a la marca Brembo en ambos ejes. En el delantero con discos de 320mm y pinzas radiales de 4 pistones (M4.32) de un aspecto y presencia espectacular, y que cumplen su cometido perfectamente para un peso total de la moto de 193 kg. En el trasero un disco de 245mm terminan de equipar el apartado de frenos que monta ABS de Bosch 9.1 MP

    En cuanto a las suspensiones, monta delante horquilla invertida (no regulable) de 43 mm de la marca Kayaba, mientras que el amortiguador trasero se confía a la casa Sachs siendo regulable en precarga y extensión. El punto medio entre confort y deportividad está muy conseguido no destacando sobremanera en ningún caso, pero siendo efectiva a la vez, sin desmerecer ninguno de estos aspectos. Dado el carácter de esta moto, creemos muy acertada la media conseguida.

    Conducción

    Ya sobre ella, y como cualquier Ducati, lo primero que destaca es su peculiar sonido que aunque algo “apagado” sigue siendo característico. En cuanto a su postura y con una altura al suelo de sillín de 805mm, (existe como opción uno 20mm más bajo) es algo erguida y ligeramente inclinada sobre el manillar. Como único aspecto negativo destacable, es su poco radio de giro de su manillar pero que se suple en su manejo en ciudad por su peso y manejabilidad.

    La ruta elegida para realizar la prueba dinámica es una muy característica de los aficionados moteros, y no es otra que la subida hacia Artenara para después continuar por Ayacata y bajada por Fataga. Como verán un recorrido bastante selectivo y plagado de curvas en el que la Monster se portó de maravilla. Si es verdad que al principio la notaba con movimientos algo extraños y falta de confianza, que eran debidos a una inapropiada presión de los neumáticos que con un ligero ajuste de los mismos la cosa cambió y de qué manera….ahora sí.

    Como ya decíamos al principio la moto es fácil de llevar con una parte ciclo que se comporta de maravilla tanto en las apuradas de frenada como en las aceleraciones, pero sobre todo en el paso por curva, a lo que ayuda sobre manera sus neumáticos Pirelli Rosso II, con un agarre y comportamiento excelentes en la Mosnter.

    Su caja de cambios de 6 velocidades con embrague APTC multidisco en baño de aceite con mando de cable, que garantiza un accionamiento ligero de la palanca del embrague y ofrece una óptima modulabilidad: una gran ayuda para gestionar las continuas paradas y arranques en el tráfico ciudadano. El embrague consta de función antirrebote para mantener la estabilidad del vehículo en las reducciones agresivas, típicas de la conducción deportiva.

    Para que más!! Pensaba según pasaban los kilómetros sobre ella. Con tan solo 75 CV, con ella eres capaz de mantener ritmos altos de conducción sin desmerecer a motos con mayores prestaciones. Lo lineal de la respuesta del motor, junto al escalonamiento de sus cambios la hacen moverse por nuestras carreteras de manera muy pero que muy ágil.

    La Monster 797 viene en tres colores: Star White Silk, con bastidor y llantas rojas, el tradicional Ducati Red, con bastidor y llantas negras y el elegante Dark Stealth con bastidor y llantas negras. La puedes ver y probar en Ducati Canarias y su precio parte desde los 7300 € del modelo base.

    La nueva Monster 797 está disponible también en versión Plus. La Monster 797+ se caracteriza por un look distintivo gracias a la completa dotación de serie, que incluye la cúpula y el cover asiento pasajero, ambos del mismo color que el depósito y el guardabarros delantero. La cúpula, además, ofrece al piloto una mayor protección aerodinámica mejorando el confort. La versión Plus está disponible en los tres colores Star White Silk, Ducati Red y Dark Stealth.