• Pruebas
    30 / 06 / 2017
    Toyota Yaris, todo un símbolo en Canarias

    Toyota Yaris

    Toyota Yaris, todo un símbolo en Canarias

    En Canarias, Toyota siempre ha sido una referencia y más sus vehículos del segmento B.

    Los modelos Starlet y Yaris, han sido para Toyota en Canarias su caballo de batalla en los mercados de las islas, en donde siempre han recibido el beneplácito de los clientes.

    Buscando seguir el éxito de la tercera generación, el nuevo Yaris cuenta con 900 nuevos componentes en un programa de 90 millones de euros. Los cambios de diseño van encaminados a aportar una imagen más activa y dinámica, así como un interior más refinado y moderno.

    Es muy complicado, pero lo ha hecho, Toyota ha buscado en el nuevo Yaris conjugar el diseño en un utilitario pequeño con el espacio y sobretodo practicidad

    Para conseguirlo, lo primero fue trabajar tanto en el frontal como la parte posterior del vehículo, que cuentan con una nuevo formato de diseño que presenta una cualidad tridimensional más marcada. El resultado es una forma más deportiva y emocional que resumen las cualidades de los principios de diseño del ADN de Toyota.

    La vista lateral del nuevo Yaris contribuye a transmitir un mayor dinamismo, haciendo hincapié en el eje de la carrocería desde delante hacia atrás. Ahí, el nuevo portón trasero y los grupos ópticos posteriores ayudan a crear una sensación de mayor longitud y firmeza en el perfil del vehículo. Hay también una nueva moldura inferior de las puertas que añade un toque más deportivo, dirigiendo la mirada de forma natural hacia los nuevos pilotos, con un acabado negro o cromado, en función del acabado.

    En la parte trasera, el toque añadido de refinamiento se refleja en una masa central más potente, creada por un portón de nuevo diseño que refuerza el énfasis horizontal con unos nuevos grupos de faros que se extienden desde las aletas traseras hasta las mismas puertas.

    En función del acabado, los grupos ópticos posteriores incorporan luces de freno y de posición LED con guías luminosas, que reafirman la calidad superior del nuevo Yaris y, como en el caso de los faros frontales, proyectan una firma luminosa inconfundible.

    Interior

    Los cambios del interior contribuyen a una sensación más moderna, sobre todo con los nuevos colores y acabados y las mejoras del cuadro de instrumentos y los diferentes mandos. Ahora, todas las versiones por encima de la versión de acceso a la gama incorporan una pantalla multiinformación TFT en el cuadro de mandos.

    Los clientes pueden optar también por un nuevo motor de gasolina de 1.5 litros, diseñado para cumplir las normas de emisiones Euro 6c, más estrictas, y los futuros requisitos del estándar de homologación de emisiones en conducción real ―Real Driving Emission (RDE)―.

    La nueva unidad genera un 10% más de potencia y par que el anterior motor de 1.33 litros y sin embargo presenta un consumo de combustible hasta un 12% inferior.

    El compromiso de Toyota de crear vehículos más seguros se ve reflejado en todas las versiones del nuevo Yaris, que van equipadas de serie con Toyota Safety Sense, el conjunto de dispositivos de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota. Incluye Sistema de Seguridad Pre Colisión con Frenado Automático de Emergencia, Luces Largas Automáticas, Advertencia de Salida del Carril y Reconocimiento de Señales de Tráfico*.

    Toyota Safety Sense de serie

    Toyota sitúa la seguridad en el centro de su compromiso por crear  vehículos cada vez mejores, teniendo en cuenta que las ventajas de las tecnologías avanzadas no se limitan a los modelos de mayor gama y especificaciones, sino que se ponen a disposición de todos los vehículos. Fiel a su concepto, Toyota ha integrado Toyota Safety Sense como equipamiento de serie en todas las versiones de Yaris.

    De ese modo, todos los Yaris irán equipados con sistemas que pueden ayudar a evitar accidentes, o al menos a mitigar las consecuencias en caso de impacto. En la nueva gama Yaris, Toyota Safety Sense incluye Sistema de Seguridad Pre Colisión con Frenado de Emergencia, Luces Largas Automáticas, Advertencia de Salida del Carril y Reconocimiento de Señales de Tráfico*.

    El Sistema de Seguridad Pre Colisión se vale de un láser montado en el frontal para supervisar la vía por delante; avisa al conductor en caso de riesgo de colisión inminente y prepara los frenos para hacer posible un frenado de emergencia desde el momento en que se pise el pedal de freno. Si el conductor no responde al aviso, el sistema desencadena el Frenado de Emergencia para ralentizar el vehículo y reducir la gravedad de cualquier posible impacto.

    El Luces Largas Automáticas detecta tanto los faros delanteros de los vehículos que se acercan en sentido contrario como las luces de posición de los que circulan por delante, y cambia automáticamente entre luces largas y cortas para no deslumbrar a los demás conductores y mantener al mismo tiempo la mejor iluminación nocturna posible.

    El Advertencia de Salida del Carril detecta las líneas del carril sobre la carretera y ayuda a evitar accidentes provocados porque el vehículo se haya salido del carril. Si el vehículo empieza a desviarse del carril sin haber utilizado los intermitentes, el sistema advierte al conductor con alertas sonoras y visuales.

    El Reconocimiento de Señales de Tráfico se encarga de que los conductores estén informados en todo momento de las distintas señales de tráfico, aunque hayan pasado una de largo sin percatarse.

    El sistema reconoce señales como los límites de velocidad y la prohibición de adelantar, y se las presenta al conductor en la pantalla multiinformación TFT en color en el grupo de indicadores del conductor. Si el conductor supera el límite de velocidad, el sistema activa un aviso luminoso y otro acústico.

    Conclusión

    El nuevo Toyota Yaris he recibido los retoques estéticos necesarios para cautivar a los clientes más exquisitos, no sólo porque llama la atención a su paso, sino por el atrevimiento de sus líneas que lo alejan de sus competidores de manera descarada.

    Es fácil en todos sus aspectos, algo que se busca en los vehículos urbanos por excelencia, para entrar, para salir, acomodarnos en su interior, los mandos y el acceso a las plazas traseras. Ya en el interior, ayuda mucho la calidad y sensación de sus materiales, con una asombrosa sencillez que agradecemos en muchas ocasiones.

    Su conducción también es agradable, aunque para nuestro gusto acortaríamos un poco el desarrollo de la primera velocidad y alargaríamos lo mismo en la sexta (sí el Yaris puede tener sexta velocidad) En cuanto a la suspensión, tiene la dureza justa, que unido a un precisa dirección hacen de este Yaris todo un callejero (en el buen sentido de la palabra) siendo todas las maniobras muy fáciles.