Publicidad

  • Pruebas
    10 / 08 / 2017
    TMax 2017, ahora MAS TMax

    Yamaha TMax 2017

    TMax 2017, ahora MAS TMax

    La nueva Yamaha TMax ha vuelto a mejorarse, cosa muy difícil, pero Yamaha lo ha vuelto a conseguir en el sexto rediseño de un icono, que vio la luz allá por el año 2001

    La Tmax nació en el 2001 como alternativa en el mundo de la moto, donde hasta ese momento estaba todo inventado, o eso se creía. Yamaha quería apostar por un nuevo punto de vista en el que primaran las ventajas de una scooter,  sobre la base de lo que es una motocicleta, haciéndola muy manejable, cómoda, elegante y con una relación peso potencia que la hicieran divertida y segura de conducir por carreteras secundarias, además de atractiva e imprescindible para su uso en ciudad.

    Desde un primer momento la Yamaha TMax se ubicó como la referencia en el nuevo mundo de las Maxi Scooter. Podríamos decir que incluso, fue y sigue siendo la más copiada, en cuanto a idea y diseño rompedor. En esta sexta revisión de un modelo por el que han pasado los años, manteniendo y mejorando la idea inicial de prestaciones y elegancia, e intentando buscar siempre la ligereza, hasta conseguir la versión 2017 de un icono que promete dar mucha guerra.

    La nueva versión viene a mejorar casi lo inmejorable, ¿y cómo?, pues vamos a intentar detallarles cada novedad para que ustedes puedan opinar con conocimiento de causa, y sobre todo de efecto, sobre la conducción de este Maxi Scooter que ahora es Mas TMax.

    Lo primero en lo que Yamaha se ha centrado es en aligerarla de peso respecto a la versión de 2015, que es la fecha de la anterior versión. Su peso ahora es de 9 kilos menos, que junto a la inclusión de la electrónica y cambios en puntos específicos como el chasis,  la hacen más ágil, rápida y sobre todo más segura.

    Nuevo Chasis y suspensión

    El nuevo chasis de aluminio ha sido mejorado sustancialmente, evidentemente reduciendo su peso un 30% respecto al anterior, pero a la vez se le ha dotado de más rigidez, notándose este aspecto en la conducción deportiva. En él se han revisado las geometrías de dirección y de reparto de masas, siendo ahora el reparto más centrado. Se complementa el nuevo chasis con la inclusión de un nuevo basculante que es ahora más largo (4 cm) sin casi variar la distancia entre ejes que es incluso menor a versiones anteriores. Lo consiguen adelantando el punto de anclaje del basculante, lo que da una idea del trabajo llevado a cabo por los ingenieros de Yamaha. El peso total queda en 213 kg

    En cuanto a la suspensión trasera se ha dotado a la misma de bieletas, siendo la ubicación del amortiguador en posición casi horizontal, situándose el anclaje bajo el cárter del motor. Con todo esto consigue que ahora su manera de trabajar sea más progresiva, lo que aumenta la seguridad y comodidad en la conducción. La horquilla delantera invertida, se mantiene en 41mm.

    Motor y transmisión

    Los cambios se centran principalmente en adaptarlo a la normativa Euro 4, lo que implica una pequeña reducción de potencia pero casi nada (45,4 CV), no perdiendo rendimiento. Debido a la reducción de peso del conjunto esta reducción mínima de CV no la notaremos lo más mínimo, siendo ahora más rápida en aceleración que su antecesora. Los cambios más destacables han sido en la admisión y  silencioso de escape (ahora más pequeño) y como no, la inclusión del acelerador electrónico “ride by wire” que optimiza el control del acelerador por parte del piloto, consiguiendo una entrega de par muy precisa.

    Otra de las grandes novedades es la inclusión del control de tracción y de dos modos de conducción: T y S, siendo el S (Sport) el más recomendable en la mayoría de los casos, exceptuando malas condiciones climatológicas. Estos modos de conducción no se montan en el modelo estándar, sí vienen de serie en el SX y en el DX. El control de tracción incluido en toda la gama es una maravilla, solo notaremos su actuación en las condiciones que realmente lo necesitemos.

    También se ha producido un cambio significativo en la correa de transmisión que pasa a ser de carbono en vez de metal. Su ancho ahora es de 25mm cuando anteriormente era de 40mm. Aquí se consigue otra ligera reducción de peso de 130 gramos, sin perder resistencia y durabilidad gracias a la utilización del carbono.

    Las llantas de 15 pulgadas de nuevo diseño, más ligeras y en el caso de la rueda trasera se ha montado con menos ancho (ahora 5”) pero manteniendo el mismo balón en el neumático 160/60-15. Con esto consiguen más agilidad en tren posterior sin perder aplomo. En la delantera las medias permanecen en 120/70-15”.3,5”

    Carrocería y detalles

    El nuevo diseño de la carrocería resulta más moderno y atractivo, destacando su doble óptica utilizando completamente tecnología led. Solo en la parte del sillín y trasera se nota la ampliación del volumen para conseguir más espacio bajo el asiento. Ahora cabe sin problema un casco integrar, guantes y algunas cosas más. Si utilizas casco abierto caben dos unidades. En la parte frontal dispones de dos pequeñas guanteras (que se bloquean) donde disponemos de una toma de 12v

    La carrocería en su parte central es ahora más ancha, por lo que llegar al suelo con ambos pies,  para una persona por debajo de 1,65 m es más complicado, pero se llega. Justo en este punto se encuentra los botones para la apertura del sillín y el depósito de combustible de 15 litros.

    En el colín encontramos doble óptica trasera, la primera vez que se utiliza, también con tecnología led.  Nuevas asas para que el pasajero se sujete, de nuevo diseño. Toda la trasera da sensación a la vista de ser muy ancha y menos afilada que en versiones anteriores pero todo es cuestión de acostumbrase.

    En cuanto al cuadro de instrumentos, destaca la inclusión de un display digital en posición central junto a las dos esferas principales con cuentarrevoluciones y velocidad, ambos analógicos. En este panel central tenemos información de nivel de gasolina, temperatura de líquido refrigerante, modo de conducción, reloj, odómetro, e información muy útil de consumos, parciales, etc.

    La nueva llave electrónica, es otra de las comodidades que presenta, la cual y siempre con ella en el bolsillo podemos no solo poner el contacto, arrancar el motor y bloquear los diferentes compartimentos y sobre todo una novedad que nos ha sorprendido gratamente es la posibilidad de bloquear el caballete central cuando la tenemos subida sobre él, para que no se pueda bajar la moto del mismo, todo para ponérselo difícil a los amigos de lo ajeno. Estas acciones las podemos realizar por medio de dos botones situados en el manillar, resultando muy fácil el acostumbrase a su uso.

    Versiones y precios:

    TMAX (estándar), lo más destacable que no trae con respecto al modelo superior el SX es los modos de conducción y el sistema My Tmax, para conexión multimedia a través de tu teléfono movil. Su precio matriculada es de 12.299 €. Solo disponible en color Midnight black.

    TMAX SX, es la versión más deportiva y la que más expectativas de ventas tiene Yamaha, siendo su precio de 13.199€. Disponible en dos colores Matt Silver, Liquid Darkness

    TMAX DX, es la versión full de equipamiento y quizás más pensada para su uso Touring. Como extras respecto a sus hermanas, dispone de regulación eléctrica de la pantalla y sistema de control de velocidad. Puños y asiento calefactable. Su precio es de 14.199 €. Disponible en los colores Liquid Darkness y Fhantom blue

    Conducción

    Ya sobre ella y nada más arrancar lo que notamos es su agilidad y aplomo en carretera. Con ella se pueden mantener ritmos por carreteras secundarias muy rápidos, lo decimos con total confianza, después de los más de 500 km realizados en diferentes días para la prueba. Sobre todo destacaríamos el modo Sport que hace a su motor cobrar una rapidez de respuesta y uso del par destacables sobremanera.

    En ningún momento de la prueba notamos desfallecer el fabuloso equipo de frenos, incluso apurando las frenadas en conducción ligera. Su parte ciclo se comporta como lo que es, una moto. Nunca nos pegó un susto y siempre nos llevaba por donde le indicábamos la curva que íbamos a acometer.

    No es las potente de entre la competencia, ni la de más cilindrada, pero si es una de las más ligeras y versátiles de entre sus competidoras. Hay que tener también en cuenta lo bien valoradas que están en el mercado de segunda mano, incluso versiones con ya más de cinco años a sus espaldas.

    Si a sus cualidades ruteras le sumamos la posibilidad de su uso en ciudad de manera elegante, con capacidad de carga, y que nuestro acompañante disfrute con nosotros del paseo, que más puedes pedir. Yo quiero una!!

    Moto cedida para la prueba por Flick Moto del Grupo Flick.