Publicidad

  • Pruebas
    25 / 07 / 2017
    Audi Q5, para disfrutar con un SUV

    Audi Q5

    Audi Q5, para disfrutar con un SUV

    Se trata de la segunda generación del Q5, ahora más versátil y dinámico.

    Su aspecto se aburguesado en esta segunda generación, tomando formas más rotundas, más musculosas, que es lo que se lleva en estos momentos en los SUV de su tamaño. No obstante ha crecido (como es habitual) ahora mide 4,66 metros de largo y su distancia entre ejes también ha crecido hasta los 2,82 metros.

    Haciendo un símil de una familia de tres hermanos, el Q5 es el del medio, no es el más pequeño (el mimado de la familia) ni el mayor (el más sabio y preparado) con lo que le ha tocado demostrar su valía en cada momento y eso duele.

    Pero el Audi Q5 lo tiene relativamente fácil, ya que para mí y para la gran mayoría de los usuarios tiene el tamaño ideal, ni muy pequeño ni muy grande, aunque hay mercado para todos. Con todo esto, se podría decir que es una opción más que interesante en el apretado segmento de los SUV.

    De acuerdo que habrá que pagarlo, su precio parte de los 35.500€, pero te ofrece un nivel de refinamiento muy elevado y un cuidado a los detalles al nivel que Audi nos tiene acostumbrados, o sea lo mejor de lo mejor.

    Un detalle que no nos cuadraba en un modelo de este segmento era el problema al cerrar las puertas, no lo hacía bien, quedaban mal cerradas y al final encontramos el por qué. Las puertas son de aluminio, en busca de perder esos kilos superfluos en un coche, esto hace que necesitemos un poco más de fuerza para la operación, pero nada más, solucionado.

    En el interior, presenta espacio para todos, y además también más sensación de espacio. La elección de los materiales y la terminación y ajuste de las piezas elevan la calidad percibida, y que a la práctica supone que el Audi Q5 entra bien por la vista y por el tacto, siempre refinado.

    El salpicadero ahora está mucho más limpio y muestra la información distribuida en dos grandes pantallas, siguiendo el diseño presente en los últimos lanzamientos de Audi. El volante multifunción varía en función de los acabados, y es tremendamente achatado para los S line.

    El maletero dispone de una capacidad que varía entre 550 y 610 litros en función de cómo estén colocados los asientos posteriores, y si abatimos esta segunda fila de asientos el volumen de carga aumenta hasta los 1.550 litros.

    El Audi Q5 2017 cuenta con cinco potentes motores: cuatro TDI y un TFSI. Con consumos de combustible significativamente bajos. El 2.0 TDI tiene estas variantes de potencia de 150 CV, 163 CV y 190 CV.

    El 2.0 TFSI de nuevo desarrollo rinde 252 CV, a pesar de lo cual apenas consume 6,8 litros de combustible cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 154 g/km. El 3.0 TDI, que también ha sufrido una profunda revisión, incrementa su potencia hasta los 286 CV, con un par máximo de 620 Nm.

    En el apartado de transmisiones, la transmisión ha sido renovada desde cero, lo que afecta al cambio manual de seis velocidades, al S tronic de siete marchas y al tiptronic de ocho velocidades, que se ofrece asociado en exclusiva al 3.0 TDI. La transmisión automática incluye una función de marcha por inercia para ahorrar combustible; el conductor puede controlar los cambios de marcha a través de la palanca del selector o utilizando las levas situadas en el volante; en ambos casos, el control se transmite de forma electrónica.

    Por otro lado, la nueva tracción quattro con tecnología ultra forma parte del equipamiento de serie en las versiones 2.0 TDI con 163 CV y 190 CV, así como para el 2.0 TFSI con 252 CV. Opcionalmente puede montarse en combinación con el motor de acceso a la gama diésel, el 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual de 6 velocidades. El sistema quattro con tecnología ultra, funciona de forma predictiva y desconecta el eje trasero en aquellas situaciones en que resulte necesario, volviendo a conectarlo de forma proactiva cuando se necesita.

    Audi drive select

    En el sistema Audi drive select de serie, que tiene acceso a varios módulos técnicos, el conductor puede seleccionar hasta siete modos diferentes de conducción. Los dos nuevos modos, lift/offroad y allroad, acentúan la capacidad del Audi Q5 para circular fuera del asfalto. El nuevo SUV equipa de serie llantas de 18 pulgadas, mientras que con los paquetes S line sport y Audi design selection las llantas son de 19 pulgadas.

    La unidad que Audi Canarias nos cedía para la prueba tenía el motor 2.0 TDI de 190 CV, unido a la tracción Quattro Plus y a una caja de cambios S-Tronic de 7 velocidades. Consideramos desde motoraldia7.com, la mejor combinación posible, constantemente con potencia, suave y enérgico cuando se requiere y siempre refinado con el trato a los ocupantes, una verdadero placer conducirlo.