Publicidad

  • Pruebas
    28 / 09 / 2017
    Joven y Rebelde

    Honda Rebel 2017

    Joven y Rebelde

    La nueva Honda Rebel ya nada tiene que ver con su antecesora con cilindrada 250, que vio la luz en el año 1985. Ahora es una renovada custom para todos los públicos y que en especial va dirigida a los usuarios del carnet A2, como su primera moto.

    Estamos ante una moto que sobre todo es fácil de manejar, diríamos que hasta sencilla, es ligera, y es sobre todo llamativa para los que les guste el mundo custom, pero que a la vez atrae a todos con unas líneas y toques modernos, que la hacen una opción muy válida sobre todo por su precio de 6195€, para tus desplazamientos ya sea al trabajo o como ocio. Tiene un marcado estilo Bobber con sus anchos neumáticos que le dan un aspecto de motor “mayor”

    Motor

    Su motor es el conocido y fiable bicilindrico en paralelo de 471cc. DOCH de 8 válvulas, que ofrece unos generosos 45CV a 8500rpm. Este destaca por su suavidad y a la vez ofreciendo un “genio” que sorprende. Volviendo a su suavidad de manejo, a todo ello contribuye sobre manera, su caja de cambios de 6 velocidades que encontramos ideal para esta moto pensando a quien va dirigida, sobre todo por su facilidad de accionamiento y cortos recorridos de la palanca.

    Las aceleraciones que ofrece son brillantes, sorprendiendo su respuesta tanto en bajas como en altas revoluciones. Además su potencia te va a permitir desenvolverte por carreteras fuera de la ciudad divirtiéndote, aun con acompañante. Pero su fuerte es su par motor a bajo régimen que han conseguido modificando su mapa de inyección.

    Los consumos son bastantes justos y Honda los lleva hasta 3.84 L a los 100km que para los tiempos que corren supondrá un ahorro importante en combustible, y así poder amortizar nuestra moto en menos tiempo. Su depósito de combustible de 11 litros da una autonomía de casi 300 kilómetros si la llevamos de una manera suave y sin exprimir las marchas.

    Estilo Bobber

    El diseño general de la Rebel la hacen verla más pequeña de lo que en realidad es. La principal causa de esta impresión es su bajo asiento a una altura del suelo de 690mm, por lo que usuarios por debajo de 1.70m llegaran al suelo sin problemas. Para “colmo” la moto es bastante estrecha debido principalmente a su motor bicilíndrico que no sobresale por ningún lado, solo lo justo. La ergonomía conseguida es ideal, siendo concebida principalmente hacia la facilidad y comodidad de conducción, cosa que han conseguido con cierto mérito, ya que los kilómetros sobre ella pasan sin causar molestias de malas posturas al piloto.

    Su parte ciclo está a la altura de cualquier producto de Honda ofreciendo seguridad y aplomo a la hora de moverte de manera ligera por nuestra carreteras. Una cosa a destacar es la ausencia total de vibraciones (un clásico mal entendido en las motos custom). También han querido que a la hora de trazar los reposapiés no rocen rápidamente en el suelo, subiéndolos hasta un punto justo, en el que las sensaciones custom no desaparezcan.

    Lo que más destaca en la Rebel es el uso de grandes neumáticos, al clásico estilo Bobber, destacando sobre todo el uso delante de un balón de 130/90 montado en llanta 16 y detrás un 150/80 también en 16”. El uso de tanto balón en el tren anterior puede hacerte pensar que le resta agilidad, pero durante su uso te das cuenta de que no es así, ya que su movilidad entre el tráfico de la ciudad es muy buena en parte debido, como comentábamos antes, a su conseguida ergonomía.

    Parte ciclo

    Su chasis es un multitubular tipo diamante, montando delante Horquilla telescópica de 41mm y detrás dos amortiguadores Showa con sistema Pro-link.  El peso total de la moto es de 190 kg y ojo que debido a su asiento bajo y sensación de ligereza te puedes llevar algún sustito si pierdes la verticalidad ya que en definitiva son 190 kg que tendrás que mantener a pulso. A mí personalmente me pasó una vez, por la confianza que ofrece en parado.

    La parte de frenos, consideramos que cumple perfectamente para el tipo de conducción que vas a realizar con ella, siendo resuelta con mono disco delantero de 264mm y otro trasero evidentemente con la ayuda del ABS, que le dan una frenada progresiva muy aceptable.

    Su panel de instrumentos circular y totalmente digital ofrece la información justa, acompañado por testigos luminosos en la misma esfera. Si echamos en falta el indicador de marcha engranada, sobre todo para los que se inician.

    En definitiva, quizás estamos ante un nuevo concepto de moto urbana, que resulta divertida, económica y por tanto accesible a un gran número de usuarios al que le gusten las custom pero ofreciendo ésta, una cualidades más allá del estilo que representa.

    La moto de la prueba es cedida por Honda motos Canarias, teniendo como extras la inclusión de las dos alforjas laterales, siendo su color el Millenniun Red, también disponible en los colores Matte Armoured Silver Metallic y el Craphite Black.

    Acércate por Honda motos Canarias y pruébala sin compromiso.