Publicidad

  • Rally
    29 / 07 / 2017
     Airán Mejías y Ayoze García vencedores en La Laguna

    IV Rally Ciudad de La Laguna

    Airán Mejías y Ayoze García vencedores en La Laguna

    Más de una treintena de abandonos en un rally disputado de principio a fin y con un inesperado final.

    El IV Rally Ciudad de La Laguna tiene unos inesperados vencedores absolutos en el equipo formado por  Airán Mejías y Ayoze García, con su espectacular Ford Escort WRC.  Tras una intensa jornada en la que se posicionaron muy alto en la clasificación desde el inicio de la prueba, y aprovechando la oportunidad ofrecida tras la penalización de Lauren García-Samuel Martín Porsche 977 que los relegó finalmente a una tercera posición.

    Lo cierto es que la tercera sección del rally dio un giro a la clasificación inesperado cuando Lauren García entraba con retraso en el control horario del sexto tramo cronometrado, sufriendo una penalización de dos minutos y diez segundos a consecuencia. Eso hizo que Javier Afonso pasara a liderar la prueba aunque no lo tuvo fácil para mantenerse pues Airán Mejías no estaba dispuesto a conformarse con la segunda plaza. Y logró su objetivo en la última especial.

    Impresionante la carrera hecha por Pedro Javier y Javier Afonso Porsche 977 bajo los colores de Pegrutrans Motor Sport que lucharon por el liderato hasta el final aunque no pudo ser. Mejías-García lo dieron todo en el último tramo Los Loros- El Paso 2000 y vencieron.

    Destacar la gran carrera de los cuartos clasificados, Berti Díaz y Jesús Galán Mitsubishi Evo IX, que supieron mantenerse imbatibles durante el rally.

    Marco Lorenzo-Néstor Gómez con Mitsubishi Evo IX lograron la quinta plaza tras una jornada muy dura en la que sufrieron algún revés.

    Otros de los grandes equipos de la jornada fueron Eduardo Quintero y Ángeles Díaz Honda Civic Type R que tras once temporadas sin formar equipo, volvían a la competición por todo lo alto logrando un más que merecido séptimo puesto.

    En el apartado organizativo, podemos hablar de satisfacción en la ejecución de la prueba a pesar de las circunstancias que se dieron y no facilitaban el trabajo. La prueba sufrió dos neutralizaciones, la primera impuesta por la salida de carretera del vehículo 55 en el primer tramo, cuyos ocupantes fueron trasladados al centro médico de referencia de la prueba por protocolo médico y que no revisten gravedad. La segunda, fue la del TC 5 y justo cuando iba a competir la categoría de RS, debido a que los servicios médicos de la prueba tuvieron que atender urgencias médicas de varios espectadores.

    Por otro lado, cabe destacar que, a pesar de que las especiales del rally no eran extremadamente duras, los abandonos superaron la cifra de 30.