Publicidad

  • Reportajes
    04 / 10 / 2017
    Alumno por un día, el enduro engancha

    ESCUELA KTM OFF ROAD

    Alumno por un día, el enduro engancha

    Era una de las asignaturas pendientes que teníamos para poder ofrecerle a nuestros lectores, pruebas de motos Enduro y Trail en conducción en tierra, con total garantía, y seguridad para nosotros.Gracias a la Escuela KTM Off-Road ya tenemos el nuestro.

    Hace tiempo que habíamos recibido la invitación de Pedro Peñate, Gerente de Valsebike slu, para realizar un curso de conducción en tierra bajo la tutela de su Escuela, que dirige con un entusiasmo y dedicación que sorprende, después de tantos años ligado al mundo del enduro (más adelante comentaremos algo sobre esto). Por diferentes motivos no habíamos podido realizarlo, pero llegó el día, y con muchas ganas pusimos fecha a nuestra experiencia.

    Primeramente vamos a nombrar a todo el  equipo de personas que forman la Escuela KTM Off Road ya que es el valor principal de la misma, se lo dan las personas que cada sábado se dedican a enseñar sus conocimientos de conducción desde los más peques, hasta los más maduros. La Escuela está abierta a cualquier edad, sin límite ni por abajo ni por arriba. Los instructores son: Jesús Mendez, Zuleika Medina, José Torres, Heraclio Ruano, Agustín Medina, Gilles Orsini y Pedro Peñate.

    Desde las 08:30 de la mañana ya nos encontrábamos en las instalaciones de la Escuela, que recientemente han estrenado, situadas en los terrenos existentes en la cara sur del C.C. Las Terrazas, lo que sin duda ha sido un revulsivo para la misma, ya que acerca la pasión por el mundo off road al público en general.

    Se encuentra conmigo el amigo Chano Gómez, que en previsión de su próxima participación en la Mototrans, tampoco ha querido dejar de mejorar sus habilidades poniéndose en manos de la Escuela. Cabe recordar que también se imparten cursos de conducción si tu moto es una Maxi-Trail, como es el caso de Chano.

    Destacar que la Escuela pone a disposición de los alumnos todo su material, desde la moto, hasta el total equipamiento del piloto, para que éste pueda desarrollar el curso, sin suponerle un gasto extra al que le supone poder asistir a las clases prácticas. No tienes que preocuparte de nada más.

    Lo primero es equiparse para poder empezar con las clases con total seguridad; Botas, rodilleras, pantalón de enduro, protecciones de pecho, hombro, espalda, brazos y por encima una camisa de Enduro, todo ello facilitado por la Escuela, el casco lo llevamos nosotros. Seguidamente un ligero calentamiento dirigido por Zuleika, para poner a punto nuestros músculos.

    Seguidamente pasamos ya a manos de Pedro Peñate que será el encargado de impartirnos el curso y toda su experiencia en el día de hoy. Ya situados junto a la moto que voy a tener el placer de conducir, una KTM 350 Six Days 2017, Pedro comienza a explicarnos las nociones básicas sobre como situarnos sobre la moto, como sujetarla y sobre todo como conocerla, recalcando que la moto no pesa. La cuestión está en saber jugar con los pesos y la posición de nuestro cuerpo, para conseguir el equilibrio de nuestra moto sin que nos cueste, por mucho que pese realmente. Para demostrarlo, Pedro dejó nuestra moto manteniéndose sola en equilibrio.

    El Enduro es una disciplina deportiva

    Lo primero que nos recalca Pedro, es que el Enduro es una disciplina deportiva y como tal hay que tomarla. No es solo el tener una moto con capacidades off-road y tirarte al campo. Podríamos decir que es también un estilo de vida.

    Nos montamos en la Six Days en parado y comenzamos a quitarnos malas costumbres sobre la moto, no sobre cualquier moto, si no sobre una de Enduro, ya que las mañas adquiridas durante años en motos de asfalto, ahora pasan a ser errores….o ¿quizás también haya cosas que podemos aplicar a la conducción en asfalto? Seguro que sí.

    Nos enseñan a controlar la potencia de la moto suavizándola siempre con el embrague. Muy importante sobre todo en zonas trialeras, ya que utilizándolo adecuadamente junto al gas nos sacará de más de un apuro.

    Nos ponemos en marcha y ya comienzan a pasar por debajo de nuestras ruedas de tacos, los primeros metros de tierra, y las sensaciones sobre la moto (primeramente sentados) nos sorprenden. Hay que habituarse primero al tipo de montura que llevamos debajo, sus reacciones, su tacto de gas y de embrague, la manera de sujetar el manillar y las manetas, y sobre todo nuestra posición sobre ella.

    Después de unos cientos de metros, pasamos a la posición de pie (siempre guiados por Pedro Peñate, que vigila nuestras evoluciones). Ahora empieza lo bueno…..de pie sobre ella todo es más difícil, pero nos acordamos de los consejos que nos han dado antes de subirnos, y poco a poco vamos cogiendo confianza y llegando incluso a circular en tercera velocidad. Vamos lentos pero seguros. La KTM  350 Six Day no deja de sorprenderme, y lentamente ella y yo nos vamos haciendo uno. Sobre todo nos cuesta la tarea de subir y bajar marchas con unas botas de enduro que son la primera vez que las usamos, y a las que poco a poco nos vamos también acostumbrando.

    Bueno, parece que Pedro ya nos ve con confianza y decide que es hora de acometer pequeñas subidas y bajadas tomadas de frente, y más adelante también subidas y bajadas pero esta vez con desnivel lateral en la que nos recalca que lo primordial es la posición de cuerpo, y el control del gas, dependiendo de cada situación de la subida.

    No sé si será por mi experiencia de jovencito con bicicletas de todo tipo y en terrenos de tierra, como el que se encontraba hace muchos años (40 años) en lo que es hoy en día la zona de la Minilla, frente al cementerio. Ese era nuestro circuito, y allí aprendimos mucho de cómo lidiar con las dos ruedas y parece que a día de hoy, en mi interior, algo queda de aquello, y me veo con “estilillo” encima de la KTM acometiendo estos obstáculos.

    Vale, hasta el momento me veo bien con las evoluciones, aunque reconozco que por la falta de costumbre en agarrar el manillar en posición de pie, me empiezan a doler las manos, ya llevamos una hora sobre la moto. Es el momento de hacer una pequeña parada para beber agua, relajar las manos  y comentar con los compañeros. Mi amigo Chano y yo nos miramos, y nuestra sonrisa lo dice todo, lo estamos pasando pipa.

    En la segunda parte del curso es la hora de aprender pequeños trucos y técnica para poder acometer “pasos” más difíciles. Comenzamos con una fuerte pendiente de piedras en la que hay muy poca tracción. Con los consejos de Pedro conseguimos pasar la prueba y sobre todo inculcándonos la “técnica” adecuada para cada caso. Desde luego me voy a acordar de todo lo aprendido en el momento que me haga falta.

    Bueno ya han pasado dos horas desde que comenzamos el curso, y aparte de que nos quedamos con ganas de más, mucho más, no nos cabe duda que el mundo del enduro es una faceta de la moto que desconocíamos hasta el día de hoy, pero que me comprometo a seguir practicando, ya buscaré la manera, y es que el enduro engancha.

    Desde Motor al día 7, agradecemos enormemente la oportunidad brindada por Valsebike slu para realizar este curso de conducción Off-road, en la Escuela KTM Off-Road.  Ahora entendemos la pasión que Pedro Peñate, junto a sus instructores, le ponen a cada una de las actividades de la Escuela. Repito el Enduro “engancha”

    Más información de la Escuela, pinchando en este enlace: Escuela KTM Off-Road

    El incansable Valsequillero

    Pedro Peñate, fundador de la empresa Valsebike slu, que este año ha cumplido los 25 años, ha sabido adaptarse a las circunstancias del mercado y de la pasada crisis, y estos últimos años se ha asentado como una de las empresas más fuertes del sector en Canarias, representando en la provincia de Las Palmas la concesión de la prestigiosa marca KTM.

    Pero no solo su tesón en la manera de llevar su empresa, si no su tesón y carisma también en el mundo de la competición le ha llevado a participar en 6 Dakar, de los cuales ha llegado a meta en 4 ocasiones. Sus participaciones en el Dakar fueron en los años, 2007, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2014. Siendo en al año 2010 el quinto español mejor clasificado.

    Pero a mí personalmente lo que me ha sorprendido especialmente es ver a Pedro como cada sábado y con la misma ilusión de siempre, está presente en la Escuela KTM Off-road. Ahora lo entendemos, Pedro es una persona incansable y que cada día está al pie del cañón, ya sea en su negocio, en su escuela, como en cualquier actividad en la que se involucra. Organiza pruebas de Enduro, participa en competiciones, lleva la escuela, lleva su negocio y encima tiene siempre tiempo para atender a cualquier cliente que se acerque por Valsebike.

    Desde luego Pedro, es de las personas que necesita este mundo de la moto, sin ti metido tan de lleno en esto, no sería lo mismo. Gracias.