• Tierra
    04 / 11 / 2017
    Borja Pérez y Samuel Díaz, los mejores en La Oliva

    28º Rally de La Oliva

    Borja Pérez y Samuel Díaz, los mejores en La Oliva

    Javier Franquiz y Pepo Batista con el Mitsubishi Space Star fueron segundos en una espectacular prueba.

    Brillante victoria de Borja Pérez y Samuel Díaz con el Mitsubishi Evo IX en el 22º Rally de La Oliva, que se ponía en cabeza tras una lucha muy bonita en cabeza.

    Los primeros líderes de la prueba fueron Ángel Guerra y Patricia Guillen con el Subaru Impreza, pero se salía a escasos metros de la meta de ese tramo y debían retirarse, poniéndose líder Borja Pérez y a continuación Javier Franquiz, disfrutando los aficionados desde ese momento una bonita lucha en cabeza, que terminaba con la victoria de Borja y la segunda plaza de Javier Franquiz.

    El tercer escalón de podio era para Miguel Curbelo y Guacimara Arbelo con un Mitsubishi Lancer EVO VI, que hicieron las delicias de los aficionados con cruzadas de infarto.

    Los majoreros Aníbal Hernández y José María Umpierrez hicieron valer su regularidad con el Mitsubishi Evo VI y lograban la cuarta posición de la general, justo por delante de Juan Carlos Quintana y Rogelio Peñate que no tuvieron su día con el Mitsubishi Evo X con el que habitualmente compiten en el Campeonato de España de Rallys en Tierra.

    José Jesey Rodríguez y Alberto León con el Mitsubishi Evo IX terminaban en la sexta posición de la general, teniendo por detrás a más de un minuto a Paco Romero y Carlos Larrodé con un Evo VIII.

    Cerrando la lista de los ocho primeros clasificados Francisco Alamo y Aridane Álamo con un Evo IX.

    Copa SKODA Fabia

    En la Copa Skoda Fabia, vuelco importante en la clasificación general del campeonato tras esta prueba, ya que la victoria de Daniel y Alexis Santana le han catapultado a la primera posición de la Copa SKODA Fabia, en detrimento de Agoney Díaz y Alfredo Guerra que tuvieron que retirarse.

    La Oliva resultó muy dura para los coperos de la Skoda Fabia, que debido al impresionante ritmo impuesto, hubieron muchos abandonos, la mayoría de ellos afectaban a los máximos favoritos del Campeonato.