• WRC
    19 / 04 / 2016
    Citroën C3 WRC 2017

    MD7

    Citroën C3 WRC 2017




    Desde Citroën nos llegan las primeras imágenes e impresiones del nuevo WRC 2017 de la marca francesa.


     

    Tal y como estaba previsto, Citroën Racing ha finalizado los primeros test del vehículo que disputará el Campeonato del Mundo de Rallys de la próxima temporada. Sobre pistas de tierra cerca del Château de Lastours y luego en Fontjoncouse, Kris Meeke ha probado la fiabilidad y prestaciones del nuevo coche.

    En primer lugar recordemos cómo es un World Rally Car especificación 2017, ya que si lo comparamos con los modelos de 2011 hay un gran cambio tanto para la vista como para los oídos. Con 55 mm más de anchura, la carrocería es muy aerodinámica con un parachoques delantero, unas grandes entradas y salidas de aire y un difusor trasero. Puede incluso llegar a compararse con uno de los legendarios Grupo B de los años 80.

    Bajo el capó se encuentra un motor turbo de 1,6 litros inyección directa con una brida de 36 mm, como los Citroën C-Elysée WTCC. Con 380 cv, los pilotos contarán con suficiente potencia, sobre todo porque el peso mínimo permitido se ha reducido en 25 kg y el sistema de tracción total lleva un diferencial central que mejora la motricidad.

    Supervisado por Laurent Fregosi, el nuevo director técnico de Citroën Racing, el equipo de desarrollo se dirigió al sur de Francia para disputar las primeras sesiones de pruebas. Los ingenieros Alexis Avril (director de proyecto) y Didier Clément (ingeniero jefe de operaciones), no fueron a por lo más fácil, al elegir las pistas alrededor de Château de Lastours y Fontjoncouse. Es una zona que suelen utilizar los vehículos de rally-raid, con pistas de piedras, y así probar bien la resistencia del chasis, las suspensiones, el cambio y la carrocería.

    Para ocultar lo más posible los detalles aerodinámicos, el vehículo de Citroën Racing se decoró con un “camuflaje” especial con los colores rojo, blanco y negro creados por el departamento de diseño de Citroën. A las 9.12am del jueves 14 de abril, Kris Meeke y Paul Nagle comenzaron el programa de test que tenía preparado el equipo. Esto no solo supuso un logro para los ingenieros y técnicos al diseñar y construir la primera versión, sino que también fue el comienzo de una nueva aventura.

    Sin perder la sonrisa, Kris Meeke probó el vehículo y participó en las charlas técnicas con los ingenieros. Estuvo rodando para ver los posibles problemas técnicos y también analizar las reacciones del coche tras los cambios en los reglajes.

    El cuarto día, Kris cedió el volante a Craig Breen. Con la tarea de analizar el trabajo realizado aprovechando su experiencia. El joven piloto del Abu Dhabi Total WRT estuvo encantado con el potencial y la buena actuación de esta nueva generación de World Rally Car.

    De vuelta a Versalles, el equipo tendrá que analizar ahora los miles de datos recogidos y preparar los cambios a realizar para que todo esté a punto de cara a la próxima temporada. Aquí sabréis dónde y cuándo.

    Entrevista a Yves Matton

    ¿Qué significan estos primeros test para el equipo?

    Es una de las principales etapas de un proyecto de este calibre. Los plazos para su diseño han sido muy apretados. Gracias a los conocimientos y la experiencia, el equipo ha hecho un fantástico trabajo para diseñar un coche que cumpla con la nueva reglamentación. Al haber visto a nuestro World Rally Car rodar en las fechas inicialmente previstas y hacerlo sin tener problemas de importancia, podemos confirmar que lo haremos bien. Una vez más, lo que han conseguido hacer los hombres y mujeres de Citroën Racing es algo excepcional.”

    ¿Cuáles son sus impresiones después de ver el coche en acción?

    Está en línea con lo que habíamos imaginado sobre la nueva reglamentación, hecha para crear unos vehículos más espectaculares.  Todo lo que queríamos mejorar: el sonido, la sensación de velocidad y un diseño agresivo, está ahí, aunque estas han sido sólo las primeras pruebas. Creo que a los seguidores de los rallys les va a encantar esta nueva generación de WRC”.

    Parece que este no sea uno de los puntos a los que se preste tanta atención, pero estos nuevos coches son también muy seguros…

    La FIA ha trabajado para mejorar la seguridad durante muchos años y nosotros lo apoyamos. En lo que a nosotros respecta, hemos sido siempre pioneros en este apartado, incluso sabiendo que eso significa imponernos más restricciones a nosotros mismos. Este vehículo será incluso más seguro que su predecesor”.

    ¿El haber competido en circuitos en los últimos años representa una ventaja o es una desventaja?

    No nos hemos alejado nunca del WRC y continuamente hemos ido actualizando nuestra base de datos. Nuestro programa en WTCC es un complemento, ya que nos permite tener un enfoque diferente. Antes no teníamos una experiencia real en aerodinámica, y ahora es un campo en el que tenemos verdaderos expertos. Además, tenemos un motor con más de dos años con un nivel de potencia similar y una duración parecida a lo que estipulan las especificaciones del WRC. Todo esto será beneficioso para el resto de fases de desarrollo y para cuando llegue el momento”.

    ¿Cuáles son las siguientes etapas del proyecto?

    Seguiremos probando sobre tierra y luego comenzaron sobre asfalto. Uno de los momentos clave será cuando establezcamos las definiciones técnicas para comenzar a fabricar los vehículos que competirán en 2017”.

    Entrevista a Kris Meeke

    Has estado rodeado de mucha gente en estos primeros test, con ingenieros y técnicos trabajando en el coche …

    Si, todo el mundo está al cien por cien y eso es fantástico. Cuando fiché por Citroën Racing hace dos años, la prioridad era el campeonato WTCC y el desarrollo del WRC era menor. Ahora se siente una energía especial con ingenieros que regresan a los rallys después de haber conseguido una gran experiencia en los circuitos. El vehículo de Citroën Racing está rodando a plena potencia y esto me motiva para trabajar aún más. Junto podremos conseguir algo muy especial en el futuro”.

    ¿Cómo te has sentido en tu primera toma de contacto?

    Es siempre emocionante pilotar un coche por primera vez. Pero esto es diferente, es el comienzo de un gran proyecto para Citroën Racing y la nueva era del WRC. Y eso es lo que hace que este momento sea tan especial. Sé que todo el mundo ha trabajo mucho para fabricar este vehículo, y es también muy especial para mí. Ahora vamos hacia una nueva etapa del proceso y me toca a mí dar el paso adelante”.

    Esta nueva generación de vehículos se ha comparado con los del Grupo B. ¿Qué opinión tienes sobre esto?

    Es un periodo de la historia de los rallys que todo el mundo recuerda con gran nostalgia. Los coches eran espectaculares con un fuerte estilo y unos grandes spoilers. Hemos vuelto a ese espíritu con coches de diseño muchos más agresivo y además añadiéndoles los avances tecnológicos que tenemos en 2016. Después de haber pilotado uno o dos coches del Grupo B, puedo decir que no tienen nada que ver. El potencial de nuestro nuevo World Rally Car es increíble.”

    ¿Qué sentías cuando comenzaste a ir más fuerte?

    Con esta potencia y la aerodinámica tan eficiente, estos coches son fascinantes. Tras la primera vez que rodé con él, uno de los mecánicos grabó mi expresión. No me di cuenta en ese momento, pero la gran sonrisa hablaba por sí sola de lo mucho que me había divertido con el coche”.

    No hay muchos que sean capaces de hablar de este aumento de prestaciones. ¿Es algo bueno para los rallys?

    Siempre pensaba que la aerodinámica no era demasiado importante, porque los rallys no eran como rodar en circuitos. Creo que hemos conseguido un buen equilibrio y estos coches son tan emocionantes de pilotar como de ver. Pero creo que el factor humano será más importante que ahora. En mi opinión, el WRC de 2017 tiene que ser exclusivo para el Campeonato del Mundo, igual que los monoplazas de F1 o las motos de MotoGP.”

    Estas mejoras en el rendimiento van de la mano con las mejoras en seguridad…

    Cada año, aunque no cambie la reglamentación, somos un poco más rápidos. La tecnología no se puede parar. Esta nueva generación nos permitirá dar un gran paso adelante en lo que respecta a la seguridad del cockpit y la protección en caso de impacto lateral. Vamos en la dirección correcta”.

    Terminemos con el aspecto más importante: ¿cómo te sentías rodando sobre tierra?

    Nada más salir, sentí que estaba pilotando un vehículo auténtico de rallys, un coche bien diseñado. He participado en el desarrollo de muchos coches, y pasas más tiempo fuera de ellos que pilotándolos en las primeras sesiones de test. Y he sido capaz de sumar kilómetros y comenzar a analizar los reglajes. Es como un sueño”.