• Noticias
    28 / 05 / 2018
    Mazda celebra los 50 millones de vehículos  fabricados en Japón

    Mazda

    Mazda celebra los 50 millones de vehículos fabricados en Japón

    Tras 86 años desde su primer automóvil, la marca japonesa continúa creando y exportando procesos de fabricación innovadores en sus plantas internacionales.

    Mazda ha anunciado que, el pasado 15 de mayo, la producción acumulada en Japón alcanzó la cifra de 50 millones de unidades. La empresa organizó una ceremonia conmemorativa en su planta de Hofu, en la prefectura de Yamaguchi, que contó con la presencia del Director, Presidente y Consejero Delegado Masamichi Kogai, altos directivos y representantes sindicales. Este hito se ha alcanzado 86 años y siete meses después de que Mazda fabricara su primera camioneta de tres ruedas, en octubre de 1931.

    Mazda empezó a fabricar automóviles hace 86 años, y hoy hemos alcanzado la cifra de 50 millones de unidades de producción en Japón. Incluso fabricando un millón de coches al año, se necesitarían 50 años para alcanzar esta cifra. Eso da una idea de lo extensa que es la historia de Mazda”, dijo Kogai en la ceremonia. “En el futuro, Mazda llevará a cabo distintas iniciativas para seguir construyendo una marca sólida. Nuestras plantas de Hofu e Hiroshima continuarán evolucionando y actuarán como fábricas matrices, exportando sus tecnologías y su saber hacer con rapidez a nuestras plantas fuera de Japón. Trabajamos juntos para asegurarnos de que estas fábricas mantienen un proceso de innovación técnica que haga justicia a la orgullosa tradición japonesa Monotsukuri”. 

    Mazda inició su andadura como fabricante de automóviles en 1931 construyendo camionetas de tres ruedas en Hiroshima. En 1960 inició la producción del micromini R360 Coupe, con el que irrumpió con decisión en el mercado de turismos. La planta de Hofu, en la prefectura de Yamaguchi, empezó a fabricar vehículos en 1982. Desde entonces, esta planta ha compartido con la de Hiroshima las tareas de producción nacional. Las técnicas de fabricación y los sistemas de producción flexible desarrollados en estas plantas han contribuido al crecimiento de Mazda. Las plantas disponen de líneas mixtas, capaces de fabricar diferentes modelos en una misma cadena de montaje, lo cual permite fabricar múltiples modelos con volúmenes reducidos. Esta capacidad supone toda una revolución en el compromiso tradicional entre variedad de producto, competitividad y eficiencias de escala. En 2016 y 2017, la empresa tomó medidas para incrementar su flexibilidad de producción de modelos SUV, creando un marco adecuado para responder con rapidez a cambios en la demanda. Las fábricas nacionales cumplen una función de liderazgo dentro de las actividades internacionales de producción de la empresa. Las nuevas técnicas y tecnologías de producción se implantan y consolidan primero en Japón, y después se despliegan en las fábricas situadas en otros países.

    Mazda tiene el objetivo de vender 1.660.000 coches en este año fiscal, que es el último de la Fase 2 de reformas estructurales dentro de su plan de negocio a medio plazo. Además, tiene planes para aumentar su capacidad de producción a dos millones de vehículos al año a escala global, para el año fiscal que finalizará en marzo de 2024. Está previsto iniciar en 2019 la producción en serie de vehículos con una nueva generación de tecnologías y diseños. Además, la empresa continuará ampliando su marco de producción, en su esfuerzo por suministrar coches a sus clientes con la máxima rapidez posible.

    Aspirando a crear un mundo en el que los automóviles coexistan de forma sostenible con las personas, la sociedad y el planeta, Mazda continuará enriqueciendo la vida de sus clientes con la producción de coches de alta calidad que ofrezcan una fuerte conexión emocional.