Menú

Pruebas

Seductor, atractivo, deportivo y Alfa Romeo

No se puede negar, el estilo italiano es único, por su líneas, por su atrevimiento, por su descaro, por su deportividad … el Nuevo Giulia es una clara muestra de ello.

09/10/2016

Seductor, atractivo, deportivo y Alfa Romeo

Hace ya algunos años que no probábamos ningún modelo de Alfa Romeo y ahora gracias a Icamotor hemos vuelto a disfrutar de un vehículo moderno, pero que no olvida las sensaciones al conducirlo, es el nuevo Giulia. En esta ocasión, diesel de 180 CV, tracción trasera, reparto de pesos 50/50 y una extraordinaria dirección.

De entrada, su frontal nos pone sobre aviso,  las marcadas líneas, que son contundentes pero a la vez suaves, es su carta de presentación. La altura de la carrocería con relación al suelo es bastante baja, remarcando con ello su línea descaradamente deportiva y aunque sea un cuatro puertas con maletero, deslumbra por su atlética silueta.
Aquí tenemos que poner un pero, aunque no se preocupen, de muy fácil solución, y es la manía de las concesiones de rotular sus coches como si fueran un anuncio. Eso lo único que hace es rebajar las expectativas de un coche, que tiene en su diseño parte de su encanto.

El Nuevo Giulia destaca por sus voladizos muy cortos, un capó y guardabarros delanteros largos, un habitáculo desplazado hacia atrás y asentado sobre las ruedas motrices y guardabarros traseros musculosos que visualmente marcan el punto en el que la potencia se libera en la carretera. Esta silueta es el resultado de la implementación de la tracción trasera y del motor y componentes mecánicos, que están dispuestos entre los dos ejes para equilibrar mejor las masas. Todo esto se traduce en una batalla muy generosa, la más larga de su categoría, contenida en una de las carrocerías más compactas. Estas proporciones dibujan la forma dinámica de una elipsis en la vista de planta. Además, los ángulos redondeados y los montantes envolventes transmiten dinamismo al coche, creando un "perfil con forma" de gota que evoca en cierta manera al Giulietta Sprint, uno de los coches más bellos jamás creados.

Pero el Nuevo Giulia no se queda ahí, en sólo un diseño, sino que además tiene otras particularidades, que incluyen la distribución de peso excepcional entre los dos ejes (50-50), el sistema de suspensión con tecnología exclusiva AlfaLink y la dirección más directa en su segmento.

En consonancia con la tradición de Alfa Romeo, el Nuevo Giulia ofrece soluciones técnicas únicas de vanguardia. Las características más sofisticadas incluyen el sistema de frenos integrado (IBS) para reducir considerablemente la distancia de frenado - de 100 km/h a 0 en 38.5 m para el Giulia y de 32 m para el Quadrifoglio - y una suspensión activa para un confort excepcional.

El habitáculo del nuevo coche ofrece lo mejor en términos de calidad, seguridad, equipamiento y confort, con un específico y profundo elemento de estilo de Alfa Romeo: el conductor en el centro.
No es casualidad que todos los controles principales, incluyendo el botón de arranque, se hayan incorporado en el volante de dirección, mientras que la interfaz de hombre-máquina consiste en dos mandos simples y sencillos de usar para ajustar el selector Alfa™ DNA y el sistema de infoentretenimiento.
En función de los niveles de acabado, el cuadro de instrumentos en color de 3.5” ó 7” ofrece al conductor toda la información esencial sobre el vehículo. Organizada en cuatro pantallas, la información mostrada depende del modo DNA seleccionado por el conductor e incluye lecturas de conducción en tiempo real, fuerzas laterales, consumo de combustible y sugerencias de cambio de marchas.

8" Connect 3D Nav
La siguiente generación de sistema de navegación Connect 8.8” 3D en el Nuevo Giulia – desarrollada conjuntamente con Magneti Marelli – ofrece una sofisticada serie de características y funciones, incluyendo una interfaz HMI hombre-máquina de la próxima generación. El sistema se controla por medio del mando giratorio y utilizando la pantalla de 8.8" de alta resolución integrada en el tablero de instrumentos. Además, gracias a la tecnología de "vinculación óptica", el usuario se beneficia de un excelente nivel de visualización y de legibilidad en la pantalla.

La gama
La gama incluye tres niveles de acabado (Giulia, Super y Quadrifoglio) y motores para todos los gustos: Diésel de 2.2 litros y 136, 150 CV ó 180 CV combinado con una caja de cambios manual de 6 velocidades o con una transmisión automática de 8 velocidades (salvo el 136 cv, que sólo podrá montar caja manual de 6 velocidades); y gasolina 2.9 litros V6 bi-turbo de 510 CV con caja de cambios manual de 6 velocidades.

2.2 diesel
El motor diésel de 2.2 litros en el Nuevo Giulia es el primer motor diésel en la historia de Alfa Romeo que se han construido enteramente en aluminio. Con cuatro cilindros en línea, este motor destaca por su sistema de inyección de última generación con tecnología MultiJet II e inyección repetitiva selectiva (IRS), junto con presiones de servicio de 2,000 bares. El turbocompresor de geometría variable de accionamiento eléctrico ofrece una mecánica de vanguardia y minimiza los tiempos de respuesta, garantizando al mismo tiempo ventajas en términos de eficiencia. También se garantizan los niveles de satisfacción y de comodidad de conducción más sofisticados por medio de la utilización de un eje de compensación intermedio.
El nuevo motor Diésel de 2.2 litros está disponible en dos versiones, con una potencia de 180 CV a 3.750 rpm (par motor máximo de hasta 450 Nm a 1.750 rpm) y 150 CV a 4.000 rpm (par motor máximo de 380 Nm a 1.500 rpm). Ambas configuraciones se pueden combinar con una caja de cambios manual de 6 velocidades o alternativamente con la nueva transmisión automática de 8 velocidades. También habrá disponible una versión de acceso con una potencia de 136 CV.

Conducción
Las sensaciones al pilotarlo, perdón al conducirlo han sido lo que nos esperabamos. Los factores clave para lograr este objetivo incluyen la distribución de peso ideal entre los dos ejes y una excelente relación peso-potencia.
La excelente distribución del peso entre los dos ejes requiere una gestión inteligente de pesos y materiales, que se logró afinando la disposición y la organización de los elementos más pesados en la posición más centralizada posible.

La relación peso potencia ideal se logró mediante el uso de materiales ultraligeros. Se eligió el aluminio para los motores, sistema de suspensión, frenos, puertas, pasos de rueda y capó. El uso extensivo de materiales ultraligeros condujo a un peso en vacío de 1.374 kg para la versión diésel de 2.2 litros y 180 CV, que es la que probamos. La reducción de peso no afecta a la excelente rigidez torsional que garantiza calidad a largo plazo, confort acústico y manejo incluso en condiciones de estrés extremo.

 

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar