Menú

Rally

Campeonato de Canarias de Rallys de Asfalto

Así será la verificación del Porsche y el Hyundai

El martes comenzará la verificación del Porsche 911 GT3 de Copi Sport y de oficio también se hará la del Hyundai i20 R5 de Fuertwagen Motorsport.

28/07/2019

Así será la verificación del Porsche y el Hyundai

El pasado sábado, en el transcurso del V Rally Comarca Norte de Gran Canaria y, en virtud del derecho que tienen a reclamar los equipos, Fuertwagen Motorsport, equipo del Hyundai I20 R5 que conducían Yeray Lemes y Rogelio Peñate, reclamó en tiempo y forma al Porsche 911 GT3 del equipo Copi Sport, vehículo que conducía Enrique Cruz y Yeray Mujica, y que fueron los ganadores de la prueba.

Una vez terminada la prueba, ambos coches se precintaban por parte de los Comisarios Técnicos en las instalaciones de Icamotor. Y fueron ambos coches, porque el reglamento aconseja que también se verifique de oficio el coche del equipo reclamante. Por este motivo, los dos coches están en los talleres de Icamotor en Miller Bajo, para comenzar los trabajos el martes.

Será el martes, dado que el lunes se espera la llegada de una herramienta específica para verificar la cilindrada de los motores y otra para revisar la válvula Popof del R5, además por reglamentación deben pasar, como mínimo, 72 horas después de la reclamación para empezar a trabajar.

Así será la verificación del Porsche y el Hyundai

En principio se comenzará por el vehículo reclamado, el Porsche 911 GT3, en donde estarán presentes, un mecánico y un ingeniero de Copi Sport, que serán los encargados de desmontar las piezas que sea necesarias. Por supuesto, todo esto estará supervisado y controlado por los Comisarios Técnicos de la Federación Canaria de Automovilismo, que darán fe de cada incidencia que se encuentre.

Así será la verificación del Porsche y el Hyundai

Posteriormente, se realizará la verificación de oficio sobre el Hyundai I20 R5 del equipo Hyundai Motorsport, en donde estarán presentes un mecánico y un ingeniero de Fuertwagen Motorsport, que serán los encargados de desmontar las piezas que sea necesarias, supervisado y controlado por los Comisarios Técnicos de la Federación Canaria de Automovilismo, que dará fe de cada incidencia que se encuentre.

Las piezas a revisar serán, entre otras; cilindrada, brida de admisión y catalizador, pudiendo tardar en terminar todo el protocolo unas 36 horas, según dice el reglamento, aunque podría acortarse o ampliarse.

Esto es bueno para el automovilismo deportivo, ya que de este modo se acabaron las acusaciones encubiertas de advertencias. Con lo cual la salud de todos los estamentos que componen las competiciones saldría reforzada. Las reclamaciones es un derecho que tienen todos los equipos, si creen que sus adversarios no cumplen las normativas, ya sean técnicas o deportivas.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar