Menú

Noticias

Diferencias entre los parabrisas de los vehículos de competición y los de vehículos particulares

Mantener el parabrisas en perfecto estado es fundamental para los vehículos de competición pero también para los coches particulares.

07/05/2021

Diferencias entre los parabrisas de los vehículos de competición y los de vehículos particulares

Los parabrisas son uno de los elementos que aportan más seguridad a cualquier vehículo. En el caso de los de competición, estos cristales delanteros son fabricados con un material diferente, ya que tienen que reunir una serie de requisitos para favorecer la visibilidad durante todo el recorrido a sus expertos conductores. Su papel es fundamental en cualquier competición y un parabrisas en mal estado puede convertirse en un gran peligro.

La seguridad del parabrisas de los coches de competición es imprescindible para todos los conductores de este tipo de vehículos. Además, la instalación de parabrisas en vehículos de competición debe ser totalmente segura para evitar cualquier tipo de rotura o posible riesgo.

Los materiales de fabricación de los parabrisas

Las lunas convencionales que lleva cualquier coche particular están hechas de cristal laminado. Sin embargo, las de los vehículos de competición están fabricadas con policarbonato. Un material que ofrece muchas posibilidades a los coches de competición, pero que también pueden suponer para estos vehículos múltiples inconvenientes.

Diferencias entre los parabrisas de los vehículos de competición y los de vehículos particulares

Una de las características básicas de los vehículos de competición es que tienen que ser muy ligeros para que el peso permita no perder tiempo a la hora de arrancar el vehículo o circular por la pista; por eso, los parabrisas de los vehículos de competición están fabricados con policarbonato, ya que este material ofrece un ahorro de hasta el 50% en cuanto al peso.

Otra de las grandes ventajas del policarbonato es que es un material muy resistente, lo que es fundamental en un vehículo de competición. Esta resistencia puede afectar a la seguridad del conductor en cualquier campeonato.

Como desventaja del policarbonato, hay que tener en cuenta que los cristales de los vehículos de competición se rayan con mucha más facilidad que los cristales laminados. Este problema puede afectar a la calidad de la visión de los conductores y por lo tanto al resultado de la carrera, pero por ahora no se ha encontrado un material más adecuado. Además, los parabrisas de policarbonato son menos transparentes que los cristales laminados que se instalan en los vehículos particulares.

Diferencias entre los parabrisas de los vehículos de competición y los de vehículos particulares

La función del parabrisas en ambos vehículos

En los vehículos particulares el parabrisas es fundamental para garantizar la resistencia estructural del vehículo en el caso de que tuviese lugar un accidente y este llegase a volcar. Sin embargo, los vehículos de competición están fabricados por una estructura antivuelco de seguridad que evita que el techo se hunda si vuelca en algún momento. Por eso, en estos vehículos el parabrisas no tiene esa función primordial.

También se debe tener en cuenta que la referencia para que los pilotos puedan ver la pista en cualquier carrera son los limpiaparabrisas. En las grandes competiciones los limpiaparabrisas habituales de cualquier vehículo no son eficientes. Estos están compuestos por una escobilla con un solo brazo para despejar únicamente la zona imprescindible de visión y no resultan suficientes. En este tipo de carreras debido a la velocidad se suele acumular mucha suciedad en el parabrisas y los limpiaparabrisas no tienen la capacidad de retirarla. La solución suele ser montar unas láminas finas de plástico transparentes sobre el parabrisas que se van retirando cuando es imposible limpiarlas. Esto garantiza la seguridad del vehículo en grandes competiciones.

Diferencias entre los parabrisas de los vehículos de competición y los de vehículos particulares

Los mecánicos e ingenieros de los equipos tienen que estar siempre atentos a cualquier problema que tenga el parabrisas, ya que puede comprometer la seguridad del vehículo y del conductor. Además, se debe reparar rápidamente cualquier incidencia en las lunas del vehículo de competición como una rotura o una fisura, por pequeña que sea. Por eso siempre tienen especialistas que se encargan de instalar nuevos parabrisas en cualquier momento de carrera.

Mantener el parabrisas en perfecto estado es fundamental para los vehículos de competición pero también para los coches particulares. Cualquier problema con una luna de nuestro vehículo cuando estamos circulando por la ciudad o en carretera puede suponer un gran peligro para el conductor y sus acompañantes. Por eso, siempre hay que acudir a talleres especializados en lunas que vigilen el estado de nuestro parabrisas y que garanticen nuestra seguridad. Profesionales con experiencia que instalen el parabrisas con seguridad evitando cualquier riesgo en el futuro.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar