Menú

Reportajes

Aventura Marruecos Mayo 2018

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Llego el día. Iba a vivir una aventura en Marruecos, en moto. Era una de mis ilusiones y siempre la había visto muy de lejos. Gracias a Valsebike y Moto Touring Maroc ese momento llegó.

25/05/2018

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Ya desde una semana antes estaba preparando el equipaje con toda la ilusión del mundo. Que no faltara nada de equipamiento y sobre todo tener el equipo fotográfico al cien por cien ya que la exigencia iba a ser mucha. Al final la mochila con todo el equipo tenía un peso considerable, incluyendo el portátil, cámara y objetivos, trípode mas trastos varios de la cámara deportiva Garmin. El principal problema y que me preocupaba, era que no iba a poder llevar la mochila a la espalda por su peso. Ya vería en Marruecos como solucionaba esto.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

En cuanto a la ropa y equipación motera, como siempre al final llevas mas de la cuenta, y como verán más adelante con poco te apañas. El meter toda la equipación motera con las protecciones y botas en un bolso se hacía complicado por lo que tuve que preparar dos bolsos.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Comienza el viaje.

El día 11 de Mayo cogía los bártulos y con el amigo Chano (que sería mi compañero de ruta y de habitación) nos íbamos camino del aeropuerto. Ya en el aeropuerto empezábamos a conocer a todos los componentes de la expedición que se desplazaba de Gran Canaria y Tenerife. En total seriamos 15 componentes: Alberto Brendolan, Sebastian Gómez, Cristo Dávila, Cristobal Medardo, Diego Dámaso, Elías España, Guillermo Santana, Javier Rodríguez, Lídia Álvarez, José Miguel Cabrera, José Suárez, Luis Cascon, Miguel Cazorla, Pedro Peñate (Valsebike)y yo mismo. Como acompañante y guía, iría Samir Benjelloun (Moto Touring Maroc) que nos esperaba en Agadir.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Llegada a Agadir Al Massira

Después de solo una hora y cuarenta minutos en vuelo regular de Binter aterrizábamos en el aeropuerto de Agadir Al Massira.

Pasamos el control de pasaportes y equipajes sin problema. Sí destacar que los funcionarios al ver mi mochila con el equipo fotográfico en seguida me preguntaron ¿Dron? ¿Dron? ¡¡No no, Dron no!!. Esta prohibido acceder al país marroquí con un Dron sin permiso especial, Así que si estás pensando en ir a Marruecos con tu Dron, olvídalo, se quedarán con él hasta que abandones el país.

Otra incidencia y que solo voy a comentar por encima, es que mi equipaje junto con el de otros dos compañeros, Alberto y Lidia, se quedaba en Gran Canaria por exceso de peso en el avión, nos tocó. Pero gracias a los compañeros de viaje y a Samir, pudimos escapar con los puesto hasta la llegada del equipaje el martes siguiente (era viernes).

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

El traslado hasta Agadir lo hacíamos en Guagua, para el almuerzo en la avenida de la playa y ya durante el traslado comenzábamos a apreciar la locura de la circulación en la que todo vale. Podríamos decir que es un descontrol controlado. Todos buscan su hueco en la circulación, bicicletas con hasta tres ocupantes, triciclos con muchos ocupantes, carromatos tirados casi siempre por burros, ciclomotores, camiones y sobre todo peatones por todos lados, cruzando las vías por donde le dejan y pueden. Lo pasos de peatones están de decoración y hay bastantes, nadie los respeta y aun estando situado en pleno paso para cruzar nadie te respeta. Hay que buscarse la vida para que no te lleven por delante. Resulta increíble que no sucedan mas accidentes, pero ciertamente no ocurre nada en comparación con lo que uno se pueda imaginar, viendo lo visto.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Después de una fabulosa comida (me sorprende igual que a todos, la calidad de los alimentos, sobre todo frutas y verduras, cosa que sería igual hasta el final del viaje) nos desplazábamos a recoger a las compañeras de dos ruedas que serían nuestras acompañantes durante el resto de la aventura. En mi caso igual que 4 compañeros mas, lo haríamos en Maxi Trail, y la moto era una estupenda KTM 1190 Adventure R.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Mi siguiente preocupación era poder ubicar mi equipo fotográfico en la moto, para lo que Samir me montó un Baúl en la que podría transportarlo. Una pena que no cupiera mi mochila entera por lo que tendría que llevar mi cámara montada con el objetivo 24-120mm y suelto el 14-24mm, todo forrado con plástico de burbujas y acolchando bien el baúl para que no sufriera el equipo. El resto del equipo iría en el vehículo de apoyo y a buen recaudo en las manos de Jounes (un chico marroquí que siempre lleva la sonrisa puesta y parte del equipo de Moto Touring Maroc), que cada vez que llegábamos al final de la ruta se encargaba de entregármela en mano. ¡¡Muchas gracias Jounes!!

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

1º día.-Agadir-Taroudant-Tiout-Talioune 345 km

Con mucha ilusión comenzábamos la aventura propiamente dicha con la ruta que nos tenía preparada Samir. Los integrantes del grupo de Enduro por una parte y los de Maxi Trail por otra, nos encontraríamos en el almuerzo en Tiout. Durante el recorrido ya podíamos empezar a apreciar los bonitos paisajes que nos iba a brindar Marruecos durante todo el viaje.

Destacar la parada y visita que hicimos en Taroudant por unas callejuelas repletas de comerciantes que vendían sus productos, un sitio con mucho encanto y que especialmente me gustó. Ya el calor empezaba a apretar por lo que se hacía necesario un refrigerio en el Palais Salam, un antiguo palacio construido por los muyahidines de la época, un sitio espectacular. El zumito de naranja que nos tomamos en él me supo a gloria (que buenas son las naranjas marroquis). La temperatura en su interior y jardines es unos cuantos grados menor que en el exterior.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Desde aquí a Tiout, donde comeríamos en un lugar situado a los pies de una montaña la comida típica en marruecos el Tajine de pollo, en este caso al limón. Para llegar al restaurante hacía aparición la primer pista de tierra, cortita pero que nos hacía ir cogiendo el feeling en tierra con nuestra moto para lo que nos esperaba en días sucesivos.

Esta primera noche la pasaríamos en un albergue típico de la zona de Talioune. Un pequeño alojamiento muy acogedor y como siempre con el buen trato de la gente del lugar. La cena Chapó.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

2º día.-Talioune-Juarzazate-Foum Zguid 320 km.

Comenzamos el segundo día de ruta en Maxi Trail por Marruecos, y para hoy teníamos preparado una ruta especialmente dedicada al Cine. ¿Porqué lo del Cine?, por que visitamos la ciudad de Juarzazate que fue durante años una ciudad dedicada de lleno a la producción de películas y en la que se construyeron espectaculares platós para películas tan emblemáticas como Cleopatra y Gladiador por nombrar algunas, pero la lista es interminable y sorprendente.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Actualmente estos platós están dedicados en exclusiva al turismo. Los pudimos visitar y realmente sorprende el montaje que con lleva este tipo de producciones. La mayoría del atrezo queda en el lugar para el disfrute de los visitantes. El calor al mediodía estaba apretando presagiando para el día siguiente que la cosa iba a empeorar, como así fue.

Antes de llegar a Juarzaza paramos a repostar en una gasolinera, también de película, en medio de la nada y en la que a pesar de todo no pudimos repostar....era de mentirijilla, construida también para una película.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Como en cualquier lugar de marruecos las fotografías que puedes realizar son inagotables y sobre todo los selfies que es lo que mas practicábamos los integrantes del grupo.Ya era el segundo día y entre todos se iba generando una amistad y compañerismo que solo se dan en este tipo de aventuras/viajes y sobre todo si vas en moto.

Para llegar a nuestro Hotel este día, Samir nos tenia preparada una pista de tierra bastante fácil y ancha. Era su forma de ver el nivel de cada uno en conducción en tierra, para poder planificar las rutas de los días siguientes. Todos pasamos el examen con nota, incluidos Javi y Lidia que hacían el viaje en pareja sobre su KTM 1190. Incansable Lidia, que nos sorprendía a todos por sus cualidades como acompañante de Javi, y daba gusto verlos a ambos en tierra.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Llegaba al final del día el Oasis que nos tenía preparada la organización a modo de fantástico Hotel con edificaciones de habitaciones para dos personas muy típicas del lugar, con las paredes encaladas en barro y paja.

Esta zona del país destaca por las enormes plantaciones de Sandias, kilómetros y kilómetros de terrenos dedicados en exclusiva a la Sandía. Por el camino nos cruzábamos con incontables camiones cargados con la preciada fruta (mas de una nos encontramos en medio del asfalto, decidida ella a no terminar su viaje en esos camiones), y como no podía ser de otra manera en la cena en el Hotel el postre era Sandía y del empacho que me cogí me sentó mal y tuve que vomitar a media noche. Pero es que la sandia estaba de escándalo, la mejor que he podido comer en mucho tiempo, buenísima. En los siguientes días seguiría comiéndola, no me ajité.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

3º día.- Foum Zguid- Zagora-Foum Zguid 280 km

Ya ha la llegada el día anterior nos advertían que debido al calor reinante era muy probable que se suspendiera la ruta que había prevista para este 3º día de ruta, no era otra que la visita y pasar noche al desierto de Erg Chegaga.

Así fue, después de consensuar todos los integrantes que dado el calor que hacía en la zona a donde nos dirigíamos en pleno desierto para pasar noche en Jaimas, era mejor dejarlo para otra ocasión. Una verdadera pena el no poder pasar la noche en Erg Chegaga pero la seguridad de los integrantes así lo hacía aconsejable. Otra vez será.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Aunque a algunos no le parecía acertada la decisión, es de agradecer a la organización (Valsebike y Moto Touring Maroc) el que velaran por nuestra seguridad anteponiendo ésta a cualquier otra cosa.

Como contrapartida haríamos una visita a uno de los palmerales más grandes de marruecos, el palmeral de Zagora que mide 20km de longitud. Desde nos encontrábamos en Foum Zguid, nos separaban del palmeral unos 140 km, y que hicimos con mucho gusto cuando ya empezaba a refrescar la tarde de este tercer día.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Impresionante poder introducirte en una parte de este palmeral por caminos realizados por los habitantes de la zona, todo coincidiendo con el atardecer lo que le daba una visión diferente al palmeral. Entrabamos en el palmeral circulando por callejuelas estrechas llenas de vida y en algunas zonas con niños que jugaban y que se sorprendían al vernos pasar. Era una maravilla ver sus caras.

La vuelta al Hotel la haríamos ya en plena noche, algo que nos faltaba, circular de noche por estas carreteras con rectas interminables, pero que nos hacía recordar que en la ida habíamos pasado por zonas en la que la carretera estaba invadida por arena, así que con precaución regresamos sin incidencias.

La ilusión de todo motero, Marruecos. (Parte 1)

Hasta aquí los tres primeros días de ruta/aventura vivida por mi en Maxi Trail mientras que otra parte de los compañeros lo hacía en motos de Enduro. Destacar de la moto que me llevaba, y que yo conducía, me ha sorprendido gratamente ya que los kilómetros realizados en estos días fueron bastantes y en ningún momento dio ella signos de fatiga, ni me los hizo sentir a mi. La medias en carretera fueron altas y en las zonas de montaña aun llevando neumáticos no 100% de asfalto se comportó de maravilla.

He decidido contarles en dos parte esta aventura, ya que si no se haría larga de leer. Espero que hasta el momento les haya entretenido, solo esa es mi intención. Yo personalmente me lo pasé “pipa” y espero que algún día pueda repetir la experiencia.

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar